imagen anuncio
 
 
image for La tecnología y el sexo

La tecnología y el sexo

Cuando se habla de las innovaciones en el campo de la sexualidad, como las relaciones virtuales o la utilización de accesorios, con frecuencia se escucha la broma de que “nada llegará a sustituir el acto al natural”. Y puede que la broma tenga algo de cierto, pero no se puede negar que en la sexualidad, como en cualquier otra actividad humana, se producen cambios, entre otras cosas, por los adelantos tecnológicos. Las mujeres modernas somos más desinhibidas y más fuertes, tenemos más conciencia de nuestras necesidades y más herramientas y poder para satisfacerlas.

Estos son tres ejemplos en los que se pueden encontrar cambios en la sexualidad gracias a la tecnología:

Internet y los medios sociales. Desde los primeros intentos por idear métodos anticonceptivos hasta la invención del teléfono, sino antes, los avances tecnológicos han influido sobre nuestro comportamiento sexual. En la época victoriana se cuestionaba que las mujeres pudieran comunicarse en privado con sus pretendientes por teléfono, pero hoy en día Internet y las redes sociales han borrado casi todas las posibles fronteras y han puesto a nuestro alcance un inmenso arsenal de imágenes y recursos de interacción virtual que desafían nuestra imaginación.

Tus hijos y las redes sociales.

Los juguetes sexuales. Aunque los vibradores, consoladores y otros juguetes sexuales destinados a proveer placer sexual han estado presentes en toda la historia humana, los primeros aparatos comenzaron a comercializarse en el siglo XIX. En estos tiempos de microprocesadores, baterías en miniatura de larga duración y la computarización de casi todo lo que nos rodea, no existen barreras para detener la fantasía.

Contracepción. A pesar de la resistencia de algunos sectores sociales, hoy en día las relaciones sexuales no se consideran solo como una vía para la procreación, sino como una actividad de placer que fortalece la intimidad de la pareja. La gran mayoría de las mujeres usamos métodos anticonceptivos que además de protegernos de embarazos no planificados nos dan alas de libertad y confianza sexual, y en muchos casos incluso protegen nuestra salud. Los preservativos, la píldora, los dispositivos intrauterinos, los procedimientos quirúrgicos… todos han avanzado gracias a la tecnología y son ahora más eficaces y seguros.

Foto: Goodshoot

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios