imagen anuncio
 
 
image for Libertad: ¡A viajar sola!

Libertad: ¡A viajar sola!

Viajar es una de las mayores experiencias culturales que puedes tener. Conocer nuevos lugares, ver distintas tendencias arquitectónicas, degustar sazones diferentes, aprender sobre otras religiones y visiones del mundo, admirar las tendencias de la moda desde otra perspectiva y por supuesto estar expuesta (y hasta aprender) un idioma distinto al tuyo están dentro de las varias ventajas que te ofrece viajar. Generalmente, cuando pensamos en viajar ni se nos pasa por la cabeza la posibilidad de hacerlo solas, por un lado está nuestra familia o pareja y por otro lado el pánico que produce la posibilidad de perdernos en tierras extrañas. Sin embargo, viajar sin nadie más te ofrece varias ventajas:

La que manda eres tú: No tienes que discutir con nadie sobre a dónde irás. Tú decides el destino que te atrae, puede ser algo que viste en una película, el tema central de tu canción favorita o la ciudad natal de tu artista favorito. Sean cuales sean tus motivaciones no las tienes que dar a torcer, mientras tengas el presupuesto y la opción de viajar, ¡podrás ir a donde te plazca!

Cero negociaciones: De igual manera, una vez hayas comenzado tu viaje puedes ir exclusivamente a los lugares que te interesen (museos, restaurantes, playas o tiendas), cambiar de opinión sobre el hotel donde te quedarás o si tomar un desvío para pasar por ese pueblito sobre el que te han hablado tanto.

Un viaje interno: Viajar sola te da la posibilidad de estar a solas contigo, algo que la sociedad moderna y sus múltiples ocupaciones pocas veces te permite. Puedes recordar lo que es escucharte a ti misma, disfrutar de un desayuno en silencio, escuchar la música que más te agrada al volumen que quieras y aprender cosas nuevas o revivir algunas que están enterradas.

Aventura: Si eres joven o el matrimonio y los hijos se interpusieron en tu deseo de libertad, viajar te ofrece la oportunidad de sentirte aventurera y osada. Puedes establecer nuevas amistades, visitar sitios que no pensaste que te atreverías y hasta conocer una potencial pareja en el caso de que seas soltera.

Descansa: Obviamente las vacaciones tienen como propósito que tú descanses, pero más allá la idea de desconectarte de cuanto conoces y de quienes conoces le da a tu cerebro una sensación de alivio y a ti un aire de posibilidades inmensas.

Comienza a mirar destinos, compra un diccionario, haz maleta y ¡atrévete a viajar sola!

Foto: Eyecandy Images

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios