image for 9 malos hábitos que te podrían hacer perder el trabajo

9 malos hábitos que te podrían hacer perder el trabajo

Por obvias razones pensaríamos que te interesa no perder tu trabajo, en primera instancia porque te gusta lo que haces y segundo, porque el dinero que ganas compra tus necesidades y cumple tus sueños. Al menos, así lo vemos nosotras.

Sin embargo, existen actitudes como un mal desempeño, incumplimiento de las metas, abandono laboral o malas actitudes que te pueden llevar a recibir tu carta de despido. En la actualidad las oportunidades de empleo son escasas, las empresas recortan gastos y en muchas de ellas se vive un ambiente incierto. Por ello, cuida lo que tienes ahora mismo y evita cometer estos errores que te podrían llevar a estar dentro de la interminable lista de desempleados. ¡No queremos eso para ti, así que entérate de cuáles son y evítalos!

1.Hacer comentarios indebidos en redes sociales: Sonados han sido los casos de personas que pierden su trabajo por emitir ciertos criterios a través de sus redes sociales. Tal es el caso de Kaitlyn Wall, madre soltera de 27 años, y quien en su primer día de trabajo fue despedida luego de escribir en su Facebook: “Acabo de empezar un nuevo trabajo, pero odio trabajar en la guardería. Está todo bien, solo que odio estar rodeada de muchos niños”. Por obvias razones le costó su puesto.

De igual forma cuida no emitir criterios racistas de tus compañeros y menos de tu jefe. Cuando entras al mundo laboral, todo lo que hagas está en la mira de la empresa, aunque estés en tiempo libre o se trate de algo tan personal como tu red social.

2. Que te cachen en la mentira: Esta es una de las formas más vergonzosas de ser cesada de tu puesto. Por más pequeña que sea la mentira, demuestras deslealtad y traición. Quien no es honesta con sus responsabilidades, no es digna de fiar.

via GIPHY

3. Negatividad: Qué cansado es tener un(a) compañero(a) que siempre ve el punto negro en la hoja blanca. Imagina que es doblemente estresante para tu jefe lidiar con todas sus obligaciones y además con una persona que siempre da problemas.

Es cierto, no todos los días son buenos, pero si eres una de ellas no te da derecho a expandir tu mal humor y pensamientos negativos por toda la oficina. Si lo haces, tienes los días contados dentro de esa empresa porque una persona que contamina el ambiente no le funciona a nadie. Las compañías necesitan gente productiva, con ideas y con soluciones para los problemas. ¿Eres una de ellas? ¡Felicidades!

Lee más
thumbnail of feature post
8 negocios que tienes que montar porque aumentará su demanda
 

4. Realizar trámites personales: Pagar la cuota bancaria de la casa, cancelar la escuela de los niños, ir al banco a hacer un depósito… Si lo haces, no te asustes cuando sobre tu escritorio encuentres una amonestación, con suerte. Si eres recurrente, recibirás el despido, así que no pongas a tu jefe a prueba.

via GIPHY

5. Falta de modales: Sin importar de dónde provengas, los modales se aprenden desde niña. Un “buenos días”, “por favor”, “gracias”… te dan puntos extra y demuestran que eres educada. Si no lo haces, te verás grosera y comenzarás a restar puntos ante la compañía.

6. Impuntualidad: Con diez años de experiencia en el mundo laboral, aún no entiendo cómo hay personas que muy frescas se dan “permiso” de llegar hasta 10 minutos tarde a su trabajo o se los toman a la hora de almuerzo. Quienes lo hacen llegan a ganarse dos etiquetas nada envidiables: falta de compromiso y descaro.

via GIPHY

7. Cero trabajo en equipo: Si eres de las que se sienten más productivas trabajando sola, cuidado. Las personas que trabajan en solitario son consideradas malas en el equipo, e inclusive hasta catalogadas como aquellas que roban ideas para la competencia. Nadie quiere trabajar con ellas por prepotentes, egoístas… Quienes son abiertas a ayudarse mutuamente son consideradas como simpáticas, inteligentes y una pieza clave para la empresa.

8. Buena para el chisme: Si ves, calla. Así de sencillo para evitar ser una mujer desempleada a causa del chisme. Aunque son difíciles de evitar, trata de no hacer rumores.

via GIPHY

9. Llevar los problemas personales a la oficina: Ten claro que si tienes problemas con tu pareja, esos se quedan en casa. Recién nos contaba una colega periodista que un compañero suyo recibía durante el día llamadas de su novia, quien lo controlaba y pedía explicaciones mientras estaba en su trabajo. Según nos relata, los gritos de la chica se escuchaban sin necesidad de altavoz. ¡Qué pena! Al final, el también periodista fue despedido y con justa razón.

Lee también 5 pistas que revelan que caes mal en el trabajo.

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios