image for ¡Mi hijo tiene novia!

¡Mi hijo tiene novia!

Tu hijo tiene novia…Y sientes que tu mundo se acaba. ¿Cómo reaccionar para poder ocultar tu histeria ante semejante notición? Toma nota.

El día en que tus hijos te confiesan que están enamorados por primera vez puede ser duro de asimilar. En parte porque para los padres, los hijos siempre serán niñitos indefensos, inocentes y dependientes. En parte porque resulta difícil aceptar que han crecido. Pero sobre todo, porque siempre se da por sentado que el amor es cosa de adultos.

Los latinos tenemos fama de ser una cultura romántica y nostálgica, pero cuando se trata de los más chicos, el tema es más delicado.

Malas influencias

Cuando tu pequeño se acerque a contarte que está sintiendo algo especial por una compañerita de clase, escúchalo con atención. Sobre todo si es niño, pues por naturaleza, tienden a ser más reservados con sus sentimientos, muchas veces por vergüenza. Es igualmente importante que no te burles ni pienses que está exagerando porque “qué se sabe del amor a su edad”.

De más está decir que escandalizarte tampoco es la mejor opción. Es probable que, en el caso de las niñas, el padre quiera salir a comprarse una escopeta y fusilar al atrevido que se le acercó a su nena. Por eso, respeta la intimidad y la privacidad de tus hijos. O sea, si te lo han contado a ti primero, es porque se sienten más cómodos contigo como mamá que con el padre, o viceversa. Lo ideal es que le preguntes si te permite compartirlo con tu pareja.

Si está en etapa reproductiva, quizás éste sea el momento perfecto para hablarle de sexo.

Olvida los tabúes. Sé su amiga, su mejor confidente. Que al final del cuento, el amor no tiene edad.

 
Foto: Pixland
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios