imagen anuncio
 
 
image for Obras de caridad: la importancia de hacer donaciones

Obras de caridad: la importancia de hacer donaciones

Hacer obras de caridad es una de las más nobles virtudes humanas, y a través de las acciones de ayuda a los demás con frecuencia terminamos sintiendo más placer en dar que en recibir. En la vida de familia, quienes lidiamos a diario con niños, ya sea como padres, tíos o hermanos mayores, conocemos bien como los pequeños se caracterizan por el afán natural de sobreproteger sus “propiedades” y el instinto de no compartir. Por eso, como parte de su formación es necesario hacer un gran esfuerzo por inculcarles el hábito de ayudar y donar a los más necesitados sin obtener nada a cambio.

La caridad, una virtud básica en todas partes, tanto de las religiones como de la moral laica, también se puede aprender. Comenzando en la propia casa, con los amigos y los vecinos, podemos hablarles a los niños de la necesidad de compartir, ya sea un juguete o un dulce, como algo positivo y grato, en lugar de imponérselo como una obligación, y predicar con el ejemplo.

Ideas para hacer obras de caridad en familia.

• Vayan juntos a donar ropa y artículos de uso a organizaciones de caridad. Revisen con regularidad los armarios y hagan selecciones de los artículos y prendas que ya no usen y que podrían serles útiles a las personas necesitadas.

Embarazo adolescente

• Participen en actividades de ayuda sin fines de lucro. Averigua en las iglesias, las bibliotecas públicas y los centros comunitarios acerca de las obras caritativas en las que pueden participar juntos los padres y los niños.

• Únanse en familia a campañas de recaudación de fondos para causas caritativas. Estas campañas pueden incluir juegos o actividades deportivas.

• Si los niños reciben una mesada, sugiéreles que donen una porción a una causa determinada cuando estén pagando en el supermercado o las tiendas. Con frecuencia existe esa opción en las cajas contadoras.

• Creen cestas de alimentos. No ignores las solicitudes de donación de productos que no se echan a perder que recibes en el correo o cualquier otra vía. Recopilen latas, pastas, cereales de su propia despensa o vayan juntos a hacer una compra destinada a ese fin.

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios