imagen anuncio
 
 
image for Protege tus passwords en Internet

Protege tus passwords en Internet

El mundo virtual, como el real, está lleno de peligros. Tanto en Internet como en el mundo físico hay lugares de buena reputación donde nos sentimos seguras, y otros a donde tratamos de no acercarnos. Y a veces navegamos por la web con demasiada confianza, usamos passwords simples y nos exponemos sin necesidad a las acciones de personas sin escrúpulos.

Una víctima reciente de los hackers fue el sitio de red social profesional Linkedln, que junto con eHarmony y Last.fm sufrió el robo de datos de las cuentas personales y los passwords de millones de usuarios, las cuales publicaron más tarde en un sitio ruso en Internet. Lo más probable es que a estas alturas ya Linkedln te haya enviado un correo electrónico pidiéndote que cambiaras tu contraseña, o que lo hayas hecho tú misma aunque hayas sido del desafortunado cuatro por ciento de sus 150 millones de usuarios (¡y si no es así, aprovecha y cámbiala ahora mismo!), pero el susto, provocado en parte por la negligencia de Linkedln que no tenía un programa de codificación de los datos de sus usuarios, también te puede servir de aviso para protegerte mejor, sobre todo con unas contraseñas más difíciles de descifrar.

Peligros del microondas

Para que estés más segura en Internet:

Usa passwords más complejos. ¿Dejarías el bolso en el asiento del auto con las ventanillas abiertas? Entonces tampoco les facilites la tarea a los hackers: las contraseñas más vulnerables son las de simples combinaciones de números y letras, como palabras de uso común.

Combina letras mayúsculas con minúsculas, y si el programa lo permite incorpora signos.

Sé creativa. No uses la misma contraseña para todas tus cuentas, y nunca uses datos relacionados contigo, como tu fecha de nacimiento, nombres de familiares, mascotas o escuelas donde estudiaste. ¡Inventa palabras o cámbiales la ortografía!

Para recordar las contraseñas, trata de establecer una asociación que solo tú conozcas entre el sitio donde la vas a usar y la palabra y los números que escojas. En vez de anotarlas en papel, envíate mensajes y guarda las contraseñas “cifradas” en un archivo electrónico en tu cuenta de correo.

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios