image for ¿Puede tu mascota sufrir diabetes? Reconoce las señales

¿Puede tu mascota sufrir diabetes? Reconoce las señales

La diabetes ocurre cuando los niveles de glucosa en la sangre aumentan sin poder balancearse. La causa principal es la baja producción de insulina, hormona producida por el páncreas. Esta condición se conoce como diabetes tipo 1, escalando a nivel 2 cuando las células del cuerpo no responden adecuadamente a la insulina. En los humanos, los pacientes de diabetes han alcanzado niveles epidémicos, y reconocemos las consecuencias —ceguera, pérdida de extremidades, coma y hasta muerte— porque se han vuelto muy comunes. Desgraciadamente, las mascotas no se quedan atrás. Dietas bajas en proteínas, falta de ejercicios, edad, predisposición genética y medicamentos altos en esteroides son los causantes. Ten presente que una mascota diabética puede disfrutar de una vida larga, solo necesita un poco más de cuidado. Presta atención a los síntomas para tomar acción antes de que se convierta en un problema serio.

La tipo 1 es más común en perros mientras la tipo 2 se encariña con los mininos, pero ambas son peligrosas.

¿Reconoces Los siguientes síntomas ?

Sed y/o hambre excesiva

Orina con más frecuencia

Deshidratación

Debilidad

Vómitos

Pérdida de peso

Caspa en el pelo

Lee más
thumbnail of feature post
Qué mascota tener según tu signo del Zodiaco
 

¿Gato sediento? Puede ser síntoma de diabetes.

Pruebas de sangre y orina determinarán el tratamiento a seguir. Entre los remedios más comunes se encuentra el cambio de dieta. La comida seca tiene muchas ventajas —es más económica, menos desordenada, no tiene olores fuertes— pero no tiene la cantidad de agua necesaria para mantenerse hidratado. Añadirle comida enlatada (baja en carbohidratos) además de tenerle agua fresca disponible todo el día ayuda a normalizar los niveles de glucosa en la sangre.

A esto debes añadirle sesiones de ejercicios. Busca rutas para caminar y juguetes apropiados para cada edad.

Si la condición está avanzada y requiere alimento específico e inyecciones de insulina, no te desanimes. Recuerda que las mascotas viven en el presente; lo verá como algo nuevo y se acostumbrará. Inclusive algunas mascotas reaccionan tan bien al tratamiento que luego de algunos meses se detiene el desarrollo de la enfermedad. Nadie quiere que su mascota pase por esto, pero a veces la culpa es de la genética. Existen razas genéticamente predispuestas a la diabetes (como los perros labradores y los golden retrievers) y con esas debes tener más cuidado y llevar una dieta estricta además de mantenerle el peso indicado. Es importante recalcar que el esterilizar a la mascota, corta de raíz la creación de hormonas sexuales que alteran sus niveles de azúcar ayudando a prevenir la condición.

Hay procesos fáciles que podemos seguir para asegurarnos de que nuestra mascota disfrute contigo muchos años de vida.  

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios