image for 4 puntos clave para comenzar tu propio negocio

4 puntos clave para comenzar tu propio negocio

¿Estás decidida a comenzar tu propio negocio? Si la respuesta es sí, debes tener en cuenta estos puntos clave. ¡Si los sigues, estamos seguras de que comenzar tu propio negocio será todo un éxito!

 

Punto #1: ¿Quién te va a comprar? Esta pregunta es fundamental. Tienes que saber qué necesidad tiene el comprador potencial y si lo que piensas venderle lo va a satisfacer. Tienes que saber qué otras opciones tienen, desde comprar la competencia hasta no comprar. Si no hay consumidor que compre, no hay negocio.
Punto #2: Necesitas un mapa. Pregunto: ¿Saldrías sin un mapa en un lugar que no conoces? De poder se puede. Pero, se pierde mucho tiempo, dinero y paz. No es fácil navegar en lugares que no conocemos. Lo mismo pasa cuando nos tiramos a un negocio sin tener un “mapa del negocio”. No tiene que ser detallado, pero debe tener una guía clara. Que tenga una descripción del negocio, estrategia y plan de mercadotecnia – qué, a quién, cómo y en cuánto-, operaciones, equipo de administradores, plan financiero y proyecciones –ventas, costo, ganancias- y el DFOA, o sea, debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas.

Lee más
thumbnail of feature post
10 negocios que puedes comenzar sin necesidad de mucho dinero
 

Punto #3: “3Ps + D”. Tradicionalmente en inglés se conocen como las cuatro “P”: product, price, place, & promotion. En español las podemos llamar las “3P + D”. Qué son: precio, producto, publicidad y distribución. Aquí el secreto es ser efectivo en: 1) que la gente vea las características de tus productos que ellos quieren ver (no tú), 2) que el precio sea justificado por el bolsillo de ellos, 3) que sepan de su existencia y que se motiven a comprarlo y 4) cuando demanden el producto, que esté a su alcance y cumpla sus expectativas.
Punto #4: Esto es un negocio. Cuando uno vende algo es para satisfacer la necesidad de alguien que a cambio te da algo que tú quieres. Es un intercambio: producto o servicio a cambio de paga. Esa paga es para cubrir los costos de hacer que eso que vendes llegue a las manos del consumidor y la ganancia que se necesita para hacer crecer el negocio y el bolsillo del o los dueños. Puede que al principio generes pérdidas o el negocio no tenga ganancias, pero tiene que ser temporal. Como negocio tienes que tener metas y prioridades, generar ganancia, invertir en él y separarlo de lo personal. Un grave error de la gente con los negocios que comienzan es que combinan lo personal con el negocio y terminan fracasando o estancados.

Además, deberás tener en cuenta estos otros aspectos:

Inversión inicial y financiamiento del negocio – Hay dos preguntas clave: ¿Cuánto necesito para abrir el negocio? y ¿de dónde saldrá el dinero? Existen muchas fuentes de financiamiento. Pero, provenga de tu bolsillo, préstamo de un familiar o un banco, o un socio, hay que saber los beneficios y limitaciones que conlleva cada caso.

Recolección de transacciones diarias – Sea haciéndolo a mano, con programas computarizados y con la ayuda de un contador profesional, la recolección de las transacciones es una pieza clave en cualquier administración financiera. Las ventas, los gastos en los que has incurrido, la compra de nuevos instrumentos para el negocio, etc. tienen que ser registrados para poder construir los estados que nos indicarán la situación del negocio.

Crédito y cuentas por cobrar – No todo el tiempo podemos vender y recibir el pago inmediatamente. Darles crédito a clientes puede ser una forma de expandir el negocio, como también puede ayudar al fracaso de este si no se administra juiciosamente. Es saber si vendes o no con tarjeta, dar plazo a 30 o 60 días. Hay que definir cuáles son los beneficios y las limitaciones de ofrecer los diferentes tipos de crédito.

Administración del flujo de efectivo – No confundas efectivo con ganancias. Si fuera a medir la salud de un negocio, lo primero que se analiza es el comportamiento del flujo de efectivo. Hay que analizar de dónde proviene el ingreso y hacia dónde se dirige el efectivo.

 

 

Y ahora con toda esta información en tu poder, ¡no lo dudes! Ya estás lista para comenzar tu propio negocio.

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios