image for Recomendaciones para la lactancia materna en tiempos de Covid-19

Recomendaciones para la lactancia materna en tiempos de Covid-19

María Wright, MD, pediatra de Kaiser Permanente en Sacramento, California, nos cuenta todo lo que debemos saber sobre la lactancia en tiempos de Covid-19. 

 

 

La lactancia materna es una de las mejores cosas que puede hacer por su bebé: hay muchos beneficios físicos y emocionales tanto para el bebé como para la mamá. La recomendación es continuar con la lactancia incluso si la mamá padece de una infección por COVID-19. No hay evidencia de que el virus se pase a través de la leche materna y los beneficios superan los riesgos.

 

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés), aquí hay algunos consejos para las nuevas mamás que padecen de una infección por COVID-19 y que están interesadas en amamantar.

 

Consejos:

  1. Una opción es extraer la leche para su bebé y hacer que otra persona que no tenga COVID-19 alimente al bebé.
  2. Mientras no es necesario lavarse los senos antes de la extracción o la lactancia, el área debe limpiarse durante 20 segundos con agua tibia si tosió o estornudó en el área.
  3. Practique buena higiene de manos: lávese las manos con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol antes de amamantar o tocar al bebé, extraer la leche o limpiar las piezas de la bomba de leche. Es una buena idea lavarse las manos con frecuencia y de manera exhaustiva.
  4. Las piezas de la bomba de leche deben limpiarse a fondo con agua y jabón y enjuagarse con agua caliente durante 5-10 segundos.
  5. Si elige amamantar directamente, use una máscara mientras amamanta y reemplace su máscara después de cada uso. En este caso, se prefiere el uso de una máscara de grado médico, que se encuentra comúnmente en supermercados y farmacias.
  6. Desinfecte regularmente las superficies, especialmente las que toca la madre. Tosa o estornude en un pañuelo desechable y deséchelo de inmediato. Lávese las manos después.
  7. Todas estas prácticas seguras deben seguirse durante el tiempo que la madre sea infecciosa, lo cual corresponde al período de tiempo que tenga síntomas o 14 días después de que los síntomas aparecieron, lo que sea más largo.
 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios