image for 5 señales que indican que tienes que dejar de vivir con tus padres

5 señales que indican que tienes que dejar de vivir con tus padres

¡Libertad, libertad…! Cuando vives en casa de tus padres, te riges por sus reglas -nada de llegar a casa después de las 11 p.m., tu novio tiene prohibido entrar a tu habitación, entre muchas otras- y en muchos casos hasta dependes económicamente de ellos, aunque tú ya trabajes y los ayudes con los gastos. La comodidad de vivir en casa te da tranquilidad y confianza, pero necesitas “volar”. Cuando te das cuenta de ello, te llegas a preguntar: ¿Cuándo será el momento justo para dejar de vivir con mis papás e independizarme?

La decisión no es fácil, porque seguramente ellos te inviten a no hacerlo con el pretexto de ahorro de dinero y todas las ventajas que conlleva vivir bajo el mismo techo que tu familia.

Lee más
thumbnail of feature post
5 errores de las madres que perjudican la educación de sus hijos
 

Te darás cuenta de que es el tiempo justo para volar del nido porque la vida te comenzará a dar estas señales.

1.Quieres intimidad: La falta de espacio personal te lleva a veces a pensar en la posibilidad de dar un giro de 180 grados porque deseas llegar a casa y sentir libertad para ponerte un boxer y un camisón por mayor comodidad sin que tu papá o mamá estén detrás de ti para que te cambies. O incluso, tener mayor privacidad en tu habitación y que no te moleste que entren cuando se les venga en gana.

Has llegado al punto en que valoras tener tu propio espacio para hacer lo que prefieras o simplemente no escuchar gritos del tipo “eres muy desordenada”, “¿vas a salir con ese vestido?”, “¿a qué hora llegaste anoche?”…

Ya sabrás que es tiempo de agarrar valor e irte a vivir por tus propios medios. Sola o con una roommate, hazlo. El hecho de que salgas de casa te hará madurar y te darás cuenta de que la educación que te dieron tus padres es una de sus mejores herencias.

via GIPHY

2. No quieres horarios obligatorios 

Es muy normal que a medida que sobrepasas los 20 o 30 años ya no pases tanto tiempo en casa, pues sales de fiesta con tus amigos, vas a cenar con tu novio o lo que sea. En cualquier momento, tu mamá comenzará como detective o periodista a preguntar con lujos y detalles o hasta creer que andas en malos pasos.

Claro está que una señal que te indica que necesitas tomar una decisión es cuando te sueltan la típica frase: “¿Crees que esto es un hotel donde solo puedes venir a comer y dormir? Olvídate”. Anhelarás salir y regresar a casa sin dar cuentas a nadie. Amas a tus padres, pero crees que te inculcaron los mejores valores para que desconfíen de ti. ¿Verdad?

via GIPHY

3. Invitar a tus amigos o pareja 

Y quedarte platicando como si el tiempo se detuviera. Si tienes novio, resulta casi imposible encontrar el momento para estar a solas y dejar que la atracción fluya con naturalidad. Y menos serán las ocasiones en las que tendrás derecho a traer a tus amigos a una parrillada y tomar unas cuantas cervezas sin que tus papás te “jalen” las orejas.

via GIPHY

4. Independencia económica 

¡Qué buena es! El esfuerzo de muchos años por ser profesional comienza a dar frutos, ayudas a tu familia en los gastos, compras tus outfits y planeas viajes al extranjero. Si puedes con todo eso, ¿por qué no pensar en hacerte de tu propio apartamento de soltera? ¡Es genial!

Ten presente que antes de hacerlo tienes que escribir una lista con los gastos que implicará porque tu independencia no es barata.

via GIPHY

5. Ya has madurado: Y no significa que dejar la casa en la que creciste es sinónimo de que tendrás más posibilidades de pasar tus días en una pura fiesta, pero sí sientes que ha llegado el momento para dar el paso. Sin duda marcará un antes y un después en tu vida. ¡Te lo aseguro!

via GIPHY

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios