image for Cómo las víctimas de violencia doméstica huyen con sus mascotas

Cómo las víctimas de violencia doméstica huyen con sus mascotas

El amor es ciego, dice el famoso dicho. Nadie comienza una relación pensando en que puede convertirse en abusiva. Las que no hemos vivimos esa pesadilla pensamos, “¿pero por qué no lo deja?”. Olvidamos que en la mayoría de las situaciones, la chica no es la única que está sufriendo; niños y mascotas también están en peligro y el escapar todos juntos no es tan sencillo.

El 71% de las mujeres que sufren de violencia doméstica llegan a los refugios indican que el hombre utilizaba a la mascota como carnada, hiriéndola y hasta amenazando con matarla para mantener a su verdadera víctima – la mujer – en casa. El 40% de las mujeres se quedan en la relación por temor a que su mascota muera a causa de la violencia. Se quedan para protegerla.

Para muchas la desesperación al final gana y escapan abandonando a la mascota a su suerte, quedando eternamente marcadas con la culpa. Algunas valientes que salen acompañadas de su perro se arriesgan a vivir en sus autos y hasta en la calle para evitar la separación. El problema es que la mayoría de los refugios para mujeres maltratadas no tienen cabida para sus mascotas. Pero esto está cambiando.

Los albergues han escuchado estas historias y van poco a poco entrando en acción, abriendo centros donde las mascotas se pueden refugiar; otras han cambiado sus reglas, permitiéndoles a las víctimas alojarse en el lugar junto con su mascota. No cabe duda de que el tener a su perrito o gatito a su lado es sumamente beneficioso para recuperarse de tan horrible situación y comenzar una nueva vida.

Si estás en una relación abusiva: Recuerda que tu seguridad es lo más importante. Si tienes tiempo para planear tu escapada, los siguientes consejos te pueden ayudar.

• Si tienes niños: Déjales saber que siempre hay esperanza y que su seguridad viene primero. Habla con algún familiar o amigo que pueda alojarlos en su casa en cualquier momento. Tus niños deben tener toda la información para llegar al lugar por su cuenta.

• Prepara a tu mascota: Debes tener a mano todos sus papeles – Certificado de la vacuna de la rabia (o vacunarlo si no lo está; es la ley), récords del veterinario, su microchip instalado y una foto reciente.

• Orden de protección: Las autoridades deben estar al tanto de la situación. Asegúrate de incluir a los niños y mascotas.

• 1-888-279-2211 o el 1-888-252-2890 son los teléfonos del hotline para violencia doméstica en los Estados Unidos. Tenlos a mano.

• Esta lista del HSUS (Humane Society of the United States) contiene lugares que acogen animales que sufren en esta situación a través de toda la nación.

Si conoces a alguien sufriendo de violencia doméstica: El silencio puede significar la muerte. Nos han enseñado que “lo que pasa tras la puerta es asunto de ellos”. Pero si el problema se torna peligroso y sabes que puedes ayudar, no dudes en hacer algo.

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios