image for 5 trucos para que no se te salga el gordito del brassiere

5 trucos para que no se te salga el gordito del brassiere

Estamos entrando en la mejor época para renovar algunas prendas de nuestro clóset. Pero hay que saber cómo comprar y qué estilo de prenda nos queda mejor y se ajusta a nuestro cuerpo. Ponerte el brassiere indicado no solo te ayudará a realzar tu escote, a lucir mejor tus prendas, sino también evitará que esos odiados gorditos se te salgan.

Es importante conocerse bien a la hora de elegir un brassiereHay tantos tipos como gustos y bustos. La cuestión es elegir el que mejor se adapte a nuestro cuerpo y a nuestras necesidades, sin dejar de sentirse cómoda y sexy, y créeme esos gorditos que te saca el brassiere no son sexy.

Toma en cuenta que este no es asunto de peso o de grasa acumulada, sino de errores que estás cometiendo a la hora de usar esta prenda.

A continuación te enseñamos 5 trucos básicos para que los gorditos no se te salgan:

1. El brassiere correcto

Primero que nada, debes elegir un sostén que te ajuste perfecto. Asegúrate de que su copa y espalda sean las adecuadas para tu cuerpo. Si tienes duda de tu talla, puedes pedir asistencia en la tienda. Lo primero es seleccionar la talla correcta. Suele estar compuesta por un número y una letra, por ejemplo 34B. En este caso, 34 corresponde a la medida en centímetros del contorno de la espalda, mientras que B es el tamaño de la copa.

2. Ni muy flojo, ni muy apretado

Cuando un brassiere te aprieta, aparecen los gorditos de la espalda. Sin aún no estás segura del modelo para ti, puedes acudir con una dependienta que te ayude a medirte. Algunas tiendas cuentan con este servicio.

Es malo comprar un sostén que nos queda pequeño con el objetivo de reducir la talla o presionar los senos para que se vean más levantados, ya que se salen los gorditos y los resultados serán problemas de circulación, incomodidad y marcas en la piel. Una talla más grande impedirá que el brassiere dé el soporte adecuado y dará la sensación de que el busto está caído.

3. Copas completas

Si notas que la parte lateral se abulta, entre tu seno y tu axila, puede que el problema sean las copas del sujetador. Busca uno con copas completas para evitarlo. De ser posible, procura que también tenga un talle alto en la zona.

4. Elige espaldas en V

El último truco para que no se te salga el gordito del brassiere es usar playeras o vestidos con espaldas en V. Este corte alarga tu espalda, por lo que te ayuda a estilizarla.

5. Ten en cuenta tu contextura y el tamaño de tus senos 

¿Qué hacer si tenemos mucho busto o una contextura gruesa? Se recomienda usar un brassiere que brinde un buen soporte. Fíjate que el sostén sea ancho, especialmente debajo de las axilas, esto permite unir y levantar los pechos. Incluso, al levantarlos se puede destacar más tu cintura y tu cuerpo lucirá con mejor forma. En cuanto a los tirantes, mejor gruesos para que distribuyan el peso en más área.

Ahora, en el caso de que tengas la espalda ancha pero poco busto entonces debes buscar una copa que te quede bien y colocar un extensor a la circunferencia del sostén. Así no andaremos con la espalda muy entallada, ni con una copa que nos quede nadando.

Las personas de poco busto también tienen diseños pensados para ellas. Los famosos push up son una gran invención cuya ciencia está en una almohadilla en la parte baja del busto, dejando a la vista un sensual escote natural. Algunas de estas almohadillas están integradas al sostén y otras se venden por separado para que se las acomodes dentro del bra.

Lee más
galería
thumbnail of feature post
4 consecuencias de dormir con brassiere (FOTOS)
 

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios