image for ¡A ponerse tacones se ha dicho!

¡A ponerse tacones se ha dicho!

¿No te fascinan las locuras que se descubren por estos días? Ahora resulta que usar tacones altos podría impactar positivamente nuestra vida sexual. ¿No lo crees? La explicación es totalmente científica.

Una uróloga italiana -y amante de los tacos altos, por supuesto- dice que el usarlos con frecuencia estimula los músculos pélvicos, mejorando así nuestra vida sexual. En una carta al Centro de Urulogía de la Unión Europea, la doctora Maria Cerruto dijo que sus estudios han concluido que, contrario a lo que se ha dicho en el pasado, los tacones son buenos para la salud.

Dicho estudio, elaborado entre 66 mujeres menores de 50 años, concluyó que aquellas que tenían su pie a un ángulo de 15 grados frente al piso (el tamaño equivalente a un tacón de 2 pulgadas) tienen una postura tan correcta como aquéllas que usan zapatos de piso y, lo que es más importante, dice, mostraron menos actividad eléctrica en sus músculos pélvicos.

Y es que los músculos pélvicos son un componente esencial del cuerpo humano, y juegan un papel crucial en nuestra sexualidad.

Por supuesto que ya hay quienes salieron a expresar sus dudas, pero la doctora Cerruto es clara en sus convicciones: “Como muchas mujeres, me fascinan los zapatos de tacón alto. Y ahora es bueno que también son potencialmente buenos para la salud.

¿Será?

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios