image for Cómo empezar tu negocio de moda

Cómo empezar tu negocio de moda

¿Así que quieres iniciar tu negocio de moda? ¡Genial! Seguramente la emoción te tiene con mil ideas a la vez; por ello, aquí te dejamos una pequeña guía de entrada que te ayudará a aterrizar tus planes para que puedas comenzar a materializar tu sueño.

Empezar un negocio no es tarea fácil. Planeación, tiempo, dinero…todo suma y cuenta para lograr un resultado satisfactorio. No obstante, para adentrarse en el mundo de la moda hay una serie de variantes que debes tener en cuenta para poder alcanzar tu meta.

Diseño o venta

La primera cuestión que debes tener en claro es si deseas enfocarte más en el diseño o venta de ropa…o quizá ambas. ¡Todo es válido! Solo piensa cuál es tu objetivo y ese será el punto de partida para tu negocio.

Puedes ser minorista (vender ropa fabricada por otros), producir básicos de la moda con impresiones de tus diseños, o crear tu línea exclusiva. Tú decides.

Nombre e imagen

La identidad de tu negocio es sumamente importante. Piensa en un nombre fácil de recordar, y trabaja en un logo expresivo. Recuerda que los colores y la tipografía de tu marca será parte su esencia.

Si no quieres invertir mucho tiempo en ello, puedes contratar a un profesional. De lo contrario, puedes apoyarte en plataformas gratuitas como Canva o Logomkr para crear el logo de tu empresa por ti misma.

Define tu mercado e investígalo

¿En qué tipo de moda te quieres enfocar? ¿Vintage? ¿Plus size? ¿Moda para hombre o mujer? En importante que consideres cada variante para así definir tu mercado lo mejor posible.

Dedica tiempo a leer reviews y comentarios en redes sociales de otras marcas; ¿qué pregunta la gente? ¿qué es lo que busca en una prenda? Analizar esta información te permitirá conocer a fondo y satisfacer las necesidades de tus futuros clientes.

Plan de negocios

Todo emprendimiento necesita un plan de negocios por escrito; esto funciona como una guía de lo que se debe hacer para que tu idea crezca. Investigación de mercado, planes financieros, proveedores, marketing, etcétera. Ah, ¡y no te olvides del moodboard!

Presencia en línea

Sea cual sea tu enfoque de negocio, la presencia online es imprescindible. Apóyate en plataformas como Shopify o Squarespace para hacer tu tienda en línea, y crea un plan de redes sociales para posts y contacto directo con tus clientes.

Bien, ya tienes los primeros pasos; ahora ¡pon manos a la obra! Si algo no te sale como esperas, no te frustres; tómalo como aprendizaje y no dejes de avanzar… verás que con el paso del tiempo aprenderás qué le funciona mejor a tu marca. ¡Nosotras estamos seguras que tendrás mucho éxito!

 
Getty
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios