image for Entre ceja y ceja

Entre ceja y ceja

Las cejas definen la expresión de tu rostro y armonizan tus facciones. “Pueden hacer o deshacer una cara. Así que es crucial ir donde un profesional para determinar la forma que te conviene”, dice Eliza Petrescu, experta en el cuidado de las cejas, quien ha trabajado con Jennifer López y Madonna. Según ella, no debes menospreciar el poder de unas cejas bien mantenidas. “Porque si tienes la forma adecuada, no necesitarás ni maquillaje ya que ésta le dará un aspecto lustroso, sexy y bien cuidado a tu rostro”. Aquí te damos todos los detalles.

Cejas pobladas
Si eres de las que tiene el rostro redondo, en forma de corazón o la mandíbula muy prominente, este tipo de cejas jugarán a tu favor ya que compensarán el volumen de tu rostro dándole uniformidad.

Cejas delgadas
En el caso de que tengas la cara o los ojos pequeños, facciones delicadas o la frente estrecha, este tipo de cejas mantendrá la armonía en el rostro. Cuida de no sobrepasarte al depilar.

Cejas alargadas
Este tipo adelgazará tu rostro si tu cara es ancha o en forma de corazón. Procura no alargarlas mucho, sobre todo si tu cara es de las pequeñas, porque eso romperá el equilibrio que quieres darle a tus facciones.

Cejas cortas
Si tienes la cara alargada, las cejas cortas harán que ésta se vea más ancha. Mientras más recta sea la forma, mejor. No las depiles muy cortas en el caso de que tu rostro sea grande porque enfatizará el efecto.

Cejas arqueadas
Dan un aspecto muy sensual. Si tu rostro es redondo o en forma de corazón, unas cejas con un arco muy pronunciado la volverán angulosa. Unas cejas sutilmente arqueadas le darán suavidad a una cara cuadrada

Las cejas perfectas

La forma
Para determinarla en la comodidad de tu casa, pon un lápiz paralelo a tu nariz y en el lugar donde toca tu ceja, ahí es donde ésta debe comenzar. Para definir el arco, coloca el lápiz paralelo a la esquina exterior del iris, y para decidir el largo, ponlo de manera diagonal desde la nariz siguiendo la esquina exterior del ojo hacia la sien.

Cortar y depilar
Péinate las cejas hacia arriba con un cepillo espiral y corta los vellos que sobren por encima de la línea de la ceja. Nunca cortes aquéllos que se encuentran al final de la ceja. Depila con la ayuda de la luz natural y justo después de ducharte cuando la piel está flexible. Una vez determinada la forma, peina las cejas hacia arriba y sosteniendo la piel con la mano opuesta, depila un vello a la vez, con un movimiento rápido, en dirección al crecimiento de éste. Chequea ambas cejas a medida que depilas y apártate de vez en cuando para poder mirar toda la cara.

Para terminar
Escoge el color de lápiz que vaya con tu tono de piel (en el caso de que te las tengas que teñir, acuérdate que el color debe ser un tono más oscuro que el de tu cabello). Suavemente, sigue la parte de arriba de la línea de la ceja y delinea el arco. Para cubrir espacios libres, utiliza un polvo y termina el look usando un gel que dé forma.

(foto via)

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios