image for ¿Qué zapato me tengo que poner según mi tipo de pie? (FOTOS)

¿Qué zapato me tengo que poner según mi tipo de pie? (FOTOS)

¿Sabes cuántos pares de zapatos tienes en tu clóset? ¡Ni idea! Según un estudio del Centro de Informes del Consumidor Estadounidense, el calzado es una de las prendas femeninas que más problemas de adicción causa entre las mujeres. Señala que lo normal es que tengan hasta 19 pares —aunque en realidad uses solo cuatro—, sin embargo, el 15% de ellas almacena hasta 30 pares. Lo preocupante de todo es que la mayoría desconoce si el tipo de zapato que usan se adapta a su tipo de pie, lo que muchas veces genera malformaciones como juanetes, callos y hasta puedes llegar a sentir dolor o molestias.

“Es fundamental dar prioridad al confort a la hora de comprar calzado”, recomienda Carmen Moral, podóloga. Además, aconseja elegir los que llevarás puestos dependiendo de la actividad que vayas a realizar, pero también te insta a tomar en cuenta la forma de tu pie antes que lo que dicta la moda. 

Para cumplir con esa recomendación dada por la experta, descubre qué tipo de pie tienes para que así aprendas a escoger de ahora en adelante el calzado adecuado. ¡No más dolor!

1. Pie con dedos cuadrados: Tienes que saber que si tienes los dedos de los pies casi del mismo tamaño y que simulan ser cuadrados, tendrás enorme dificultad a la hora de usar zapatos nuevos porque poseen una forma difícil de complacer para el calzado; es decir, rectangular.

Habrás notado que para ti significa todo un dolor de cabeza encontrar un calzado con punta fina que se adapte a tus pies. De encontrarlos, a los minutos u horas sientes que tus dedos parecieran estar atascados a la mitad del zapato y si los llevas puestos por mucho tiempo, llegas a sentir un dolor leve o hasta intenso.

“El pie cuadrado precisa un calzado especialmente ancho para evitar rozaduras y formación de callosidades en los dedos pequeños”, dice Moral.

2. Pie griego: Llegas a identificar este tipo de pie porque el segundo dedo es más largo que los demás, lo que significa que si lo tienes necesitas un calzado lo suficientemente extenso como para que este dedo no sufra. Si tus pies cumplen con esta característica, es posible que sufras de lesiones en las uñas por impactos, callosidades y hasta la formación de dedo en martillo, debido a que te ves en la obligación de doblar el dedo más largo dentro del zapato. La recomendación es que elijas un calzado de horma ancha y punta redonda. Apuesta también por los que tienen punta larga, tienden a ser de gran ayuda por la forma de tu segundo dedo.

3. Pie egipcio: ¡Es fácil de reconocer! El primer dedo es más largo que los demás. A la hora de escoger un calzado cómodo, lo ideal es que prefieras todo aquel tipo que tenga horma ancha y punta redonda.

En los días de sol nos rayamos con los #INCA. #SteveMadden

Una publicación compartida de Steve Madden Chile (@stevemaddenchile) el

4. Pie común: Se le denomina así porque la mayoría de las personas tienen los pies con esta forma y tú podrías ser una de ellas. Lo sabrás si, al mirar tus pies, notas que los tres primeros dedos son más grandes que los últimos dos. La buena noticia para ti es que cualquier tipo de calzado es conveniente. Eso sí, invierte en zapatos de calidad para cuidar la salud de tus pies, de lo contrario tendrás que acudir a remedios caseros para curar el dolor de pies como consecuencia de usar calzado sintético o de plástico.

5. Horma amplia: ¿Y qué es una horma? Es la pieza de madera que imita las dimensiones y perfil de tu pie, la usan los zapateros para la confección del calzado. En otras palabras, si tienes un pie ancho o amplio, lo ideal es que en tu armario prevalezcan tenis, flats o botas tipo ecuestre. Por otro lado, en tu clóset JAMÁS deben faltar los tacones, pero en tu caso tienen que cumplir con la característica de que sean tipo puente o sandalias con tacón ancho.

Total sweet heart. Darling @alittlepaperdoll hits the cupcake ATM in Merane-N. #LoveToLove #AldoCrew

Una publicación compartida de ALDO shoes (@aldo_shoes) el

6. Horma regular: Se caracteriza por ser ni muy ancha ni muy delgada, lo que te da libertad de usar todo tipo de zapatillas. Por ejemplo, estilo mocasín, sandalias o hasta pumps con plataforma o tacón.

Mocasines para el 2018. Si o no? Una publicación compartida de sofia lazo (@sofialazodesigner) el

7. Horma corta: Es aquel pie que es reducido, estilizado y pequeño. Es llamado el “pie perfecto”, pero en realidad es poco común. Para tu comodidad, confort y elegancia, usa zapatillas altas o sandalias con straps.

Lee más
galería
thumbnail of feature post
8 errores que cometes con tu sujetador y que deforman tu figura (FOTOS)
 
 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios