83
0

Aeróbicos para el espíritu: “Lo mismo de siempre” Cuando te preguntan “¿Cómo estás?”, ¿cuántas veces has contestado “Aquí, en lo mismo de siempre”, quizás con un tono de resignación, porque sientes que tu vida es aburrida o le falta logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Aeróbicos para el espíritu: “Lo mismo de siempre”

Aeróbicos para el espíritu: “Lo mismo de siempre”

Cuando te preguntan “¿Cómo estás?”, ¿cuántas veces has contestado “Aquí, en lo mismo de siempre”, quizás con un tono de resignación, porque sientes que tu vida es aburrida o le falta una pizca de “pimienta”? Pero cuando respondes así… ¿te das cuenta de lo realmente maravilloso que es un día normal? Las personas que han vivido un dolor profundo, como la pérdida de un ser querido, o han atravezado un episodio  traumatizante, como lo es una enfermedad, casi siempre entienden el valor de un día como todos; ese en el que “no pasa nada”, porque –¡gracias a Dios!- no tenemos mayores preocupaciones.

La triste realidad es que sólo valoramos los días “como todos” cuando dejan de serlo. Es por eso que cuando te sientas aburrida, aprovecha para dar las gracias; cuando te quejes del tráfico o de la larga fila en el cine, de nuevo agradece a la vida que eso, tan insignificante, es lo que te preocupa. Dicen que dar las gracias por lo que tenemos, aún por lo que nos parece más pequeño, aumenta nuestro C.F., o coeficiente de felicidad. Por lo mismo, comienza hoy a dar las gracias por otro maravilloso día normal.

 
 
83
0

Aeróbicos para el espíritu: “Lo mismo de siempre” Cuando te preguntan “¿Cómo estás?”, ¿cuántas veces has contestado “Aquí, en lo mismo de siempre”, quizás con un tono de resignación, porque sientes que tu vida es aburrida o le falta logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios