241
0

La práctica del Yoga y la sexualidad, segunda parte El yoga sexual es una gimnasia relajante, pero también un buen entrenamiento para los músculos implicados en el acto sexual: los de la pelvis, de las nalgas, de los muslos y de los órganos logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for La práctica del Yoga y la sexualidad, segunda parte

La práctica del Yoga y la sexualidad, segunda parte


El yoga sexual es una gimnasia relajante, pero también un buen entrenamiento para los músculos implicados en el acto sexual: los de la pelvis, de las nalgas, de los muslos y de los órganos sexuales.

    * Algunos ginecólogos alemanes han descubierto que una gimnasia específica y regular puede robustecer los “músculos del amor” y también otros músculos del cuerpo. Mujeres que habían inhibido su energía sexual podían recuperar su fuerza, superando las inhibiciones que pueden nacer en una relación.

    * Una adecuada o ausente estimulación de los músculos vaginales, de la pelvis y de los muslos (mayormente implicados en el acto sexual) provoca, de hecho, su lenta degeneración.

    * El tejido muscular “adormecido” se reduce y en las fibras se acumula grasa. Entonces, el músculo pierde tono, vitalidad y solidez y gran parte de su natural capacidad de contraerse y expandirse durante el acto sexual.

Energía sexual

Recordar que lo que se conoce como la energía sexual fue investigada y puesta a prueba por los tántricos durante miles de años. Pretende que la mujer y el hombre se sientan en armonía con esta función de la energía. La energía sexual es sagrada, portadora de vida.

El más antiguo texto tántrico se situaría en el siglo VI antes de Cristo. La enseñanza era en forma oral, y los primeros escritos que conocemos tienen 2.000 años de antigüedad.  El Tantra se ha desarrollado en la India, luego llega a China y Tibet. Hay varias líneas de Tantra. El sendero de la derecha es budista, donde la diferencia es que la relación sexual es imaginaria, donde se enfatiza en la meditación

Para el autor de “Yoga en pareja” , la energía sexual es fuente de placer, de vida, de transformación. “Por supuesto que está unido a la conciencia y a la meditación, sería ni más ni menos un acto artístico donde cada uno es el artista y la obra a la vez. No usa el sexo como una descarga genital sino como intercambio de las energías femeninas Shakti y masculinas Shiva para sentirse uno solo y lo mismo”

“A través de la energía sexual estimulada surge la manifestación de kundalini que se traduce en actos creativos, intuiciones, mayor inspiración, mayor impulso de vida, más vitalidad, enorme capacidad para conocer tus procesos internos, y un poder interno nunca antes sentido”.

Foto: Alexandra Gómez®, Maestra de Yoga

 
 
241
0

La práctica del Yoga y la sexualidad, segunda parte El yoga sexual es una gimnasia relajante, pero también un buen entrenamiento para los músculos implicados en el acto sexual: los de la pelvis, de las nalgas, de los muslos y de los órganos logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios