image for 5 razones por las cuales ser chismosa beneficia tu salud mental

5 razones por las cuales ser chismosa beneficia tu salud mental

Diversos estudios realizados por expertos en psicología han demostrado que los chismes no solo benefician a la chismosa (o chismoso), sino que también ayudan al óptimo desarrollo de la sociedad. Sí, así como lo lees: ser chismosa es bueno.

Sin embargo, no hay que caer en el malentendido de que el chisme es hablar cosas malas a espaldas de las demás personas. Según los expertos, primero debemos diferenciar chisme de rumor. A decir de la American Psychological Association (APA) el chisme es hablar cosas sobre personas que usualmente son verdad; el rumor, por su parte, puede ser sobre eventos o personas y es más especulativo, es decir, tienen muy poca veracidad.

Un estudio publicado en el Social Psychological and Personality Science Journal (SAGE) detalla que las personas chismosas tienden a ser extrovertidas, son mujeres en su mayoría y están en edad joven.

Y, ¿por qué es bueno ser chismosa? Bueno, aquí te mencionamos algunas de las razones:

Es terapéutico

Más que hablar de personas que te molesten, es más común ‘chismear’ de situaciones que no te agradan. Por ello, hacer chisme es como una terapia en la que te desahogas y puedes externar lo que te incomoda lo cual tiene un impacto directo en tus emociones y en tu estado mental. Además, el chisme puede ayudarte a encontrar solución a algún problema que tengas.

Incentiva la unidad social

Según la APA, el chisme es ese pegamento que mantiene unido a un grupo y es una herramienta que ayuda a la gente a entender otras realidades. De hecho, algunos psicólogos sospechan que nuestra necesidad de hablar unos con los otros (estar chismeando, prácticamente) pudo ser lo que llevó a la humanidad a desarrollar el lenguaje.

Lee más
thumbnail of feature post
9 cosas que no debes decir frente a tus compañeros de trabajo
 

Promueve el crecimiento personal

Si decimos que el chisme es compartir cualquier aspecto de tu vida personal, sabrás que no siempre tiene un significado negativo. Si te enteras de algo bueno que está haciendo una persona, ya sea en el plano personal o profesional, seguramente te motivará a hacer lo mismo. Mejorar tus hábitos, iniciar acciones filantrópicas o ponerte metas profesionales son un ejemplo.

Alivia el estrés

Si te enteras de algo ‘emocionante’ esto tiene un impacto directo en tu ritmo cardíaco. Hablar de ello lo reduce y, por ende, te tranquiliza. Es así que el chisme ayuda a reducir el estrés y la ansiedad.

Nos permite medir la realidad

Si estás pasando por una mala experiencia y crees que a nadie más le ha pasado, solo basta con preguntar un poco para que la gente comience a compartir. Esto también es chisme… personal, pero chisme al cabo, y sutilmente nos otorga un “reality check”.

 
Getty
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios