image for 5 señales que indican que estás a punto de sufrir un ataque de pánico

5 señales que indican que estás a punto de sufrir un ataque de pánico

Mareos, taquicardia y con desesperación de irse del lugar donde están, esos son algunos de los síntomas que experimentan las personas que padecen de ataques de nervios o pánico. Con el tiempo se dan cuenta de que no son aislados, pues cualquier situación que les genere estrés, ansiedad o depresión hace que estos episodios se repitan.

En el mundo existe un importante porcentaje de mujeres y hombres que los padecen, incluso tú podrías ser una de ellas sin haberte dado cuenta. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el 2,3% de la población mundial padece de ataques de pánico. Lo más preocupante es que suele atacarlas más a ellas que a ellos, según el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos. En el 2013, a 40 millones de norteamericanos se les diagnosticó este mal, del cual el 60% representó la población femenina.

via GIPHY

¿Cómo identifico un ataque de nervios o pánico? ¡Tu cuerpo te da señales!

1.Latidos del corazón irregulares: Un colapso de esta magnitud hace latir tu corazón con mayor rapidez y se te hace difícil respirar, además puedes comenzar a sudar frío. La forma de atacarlo es realizando respiraciones profundas con inhalaciones y exhalaciones prolongadas, con estiramientos para abrir el pecho.

2. Imposibilidad para concentrarte: Tienes que estar consciente de la importancia de saber cuándo el estrés está sobrepasando su nivel normal y haz el esfuerzo para reducirlo. Cuando el trabajo, una situación económica crítica o problemas con tu pareja te tensan, la capacidad de concentración es inferior porque la hormona del estrés – el cortisol- afecta la memoria, explica un artículo publicado por el portal Vida Lúcida.

Portrait of young woman suffering from insomnia in the bed.

3. Jaqueca: O mejor conocida como dolor de cabeza. El estrés afecta los músculos del cuello y el área alrededor de la cabeza.

Este tipo de migraña te hace sentir síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz y al sonido. Suele aparecer entre los 10 y los 45 años, indican los especialistas en medicina de MedlinePlus; no obstante, la posibilidad de que se presente antes es latente desde el aspecto hereditario y es más común en mujeres que en hombres.

4. Insomnio: Sin un sueño adecuado, tu apariencia no va a ser la más fresca. Se te marcan las ojeras, no tienes ánimo de trabajar ni mucho menos de salir a divertirte. Cuando sufres por la falta de sueño, sueles acostarte en tu cama por largos periodos de tiempo sin poder conciliar el descanso, duermes por poco tiempo o sientes que no has dormido absolutamente nada.

aggressive angry woman holds pillows to her ears due to extreme noise of the neighbours

5. Ansiedad: Moviliza tu organismo para mantenerlo alerta y dispuesto para intervenir frente a posibles riesgos o amenazas. Cuando estás ansiosa, tienes deseos de huir, atacar, neutralizar, afrontar… el “peligro”. Sin embargo, en algunos casos, este mecanismo funciona de forma alterada; es decir, afecta tu salud como por ejemplo, con ataques de nervios.

Lee más
thumbnail of feature post
Cómo identificar y saber manejar una depresión si la padeces
 

¿Qué debo hacer si se presenta?

-Controla los nervios: A veces estos episodios surgen por la falta de conexión contigo misma y una sobrecarga en la vida cotidiana. Evítalos con técnicas de relajación que te liberen del estrés.

-Escucha música: Dedica tiempo a deleitar tu oído con melodías relajantes como el piano, jazz, sonidos de la naturaleza… Túmbate sobre la cama, sofá o silla, cierra los ojos y disfruta el momento que resulta ser un pequeño recreo para tu mente.

-Toma infusiones para los nervios: Por ejemplo, manzanilla, romero o melisa. ¡Son muy efectivos!

-Visita al médico: Para un mejor control para bien de tu salud.

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios