image for Siendo activa tendrás una mejor vida

Siendo activa tendrás una mejor vida

Aunque terminó el verano, debes seguir motivada: mantener una buena alimentación y hacer actividad física. El clima comienza a cambiar, pero aún puedes hacer ejercicios al aire libre. Si trabajas fuera y tienes un horario irregular, la mejor alternativa es trotar, correr o caminar rápido. Así podrás hacerlo a la hora que tengas disponible.

De igual forma, puedes crear un grupo de apoyo (vecinas, amigas o compañeras de trabajo), en el que trabajen metas a corto plazo, sea bajar de peso antes de Navidad o mantener tu peso ideal. Propónganse practicar una rutina de ejercicios tres veces por semana y reúnanse una vez por semana para discutir cómo les va. La reunión debe ser para motivarse y señalar los cambios positivos que lograron esa semana. Recuerda siempre consultar con tu médico cuál ejercicio al aire libre es el que más te conviene.
Si tienes novio, practiquen juntos algún deporte. Si les gusta la playa podrían nadar, trotar en la arena, jugar paletas, practicar fútbol o volibol; lo importante es que muevas el cuerpo. Asimismo, si eres mamá, cuando recojas los niños en la práctica deportiva, dile que te enseñen algunos movientos. ¡Imítalos! Así compartes con ellos y quemas calorías.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades explican que realizar algún tipo de actividad física sirve para: “mejorar la autoestima y la capacidad de aprendizaje, ayudar a controlar el estrés [tanto de niños como de adultos], mantener el peso controlado y, desarrollar y mantener huesos, músculos y articulaciones saludables”.

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios