image for Astaxantina: ¿Un suplemento milagroso?

Astaxantina: ¿Un suplemento milagroso?

Si escribes este nombre en un buscador de Internet, te abrumará la cantidad de resultados y verás que hay quienes aseguran que es un suplemento nutricional maravilloso, la cura de casi todos los males, hasta quienes advierten sobre sus efectos secundarios o la inutilidad de su consumo (por ser soluble en grasa, no en agua). Sin profundizar mucho en detalles científicos, tratemos de aclarar qué es la astaxantina y cómo te puede ayudar.

Más que un simple colorante

La astaxantina es una sustancia química de la familia de los carotenoides (como el caroteno que se encuentra en la zanahoria y el tomate). Está presente de manera natural en algunas plantas y animales, como un tipo de alga de la cual se obtiene para la elaboración de suplementos, así como en el salmón, la langosta y otros mariscos de color rosa, e incluso en el plumaje de los flamencos. De modo que se puede recibir el suplemento mediante la alimentación. Pero además de dar color, la astaxantina es un potente antioxidante, es decir, contribuye a contrarrestar el proceso de oxidación que es la causa del envejecimiento y muchas enfermedades. Aunque no es un nutriente esencial, se especula que el consumo de astaxantina podría aportar numerosos beneficios para la salud, e incluso servir como parte del tratamiento para varias enfermedades.

Ventajas y desventajas de la astaxantina

Los estudios sobre esta sustancia todavía no son suficientes para que los expertos lleguen a conclusiones, pero aquí te decimos algunos posibles pros y contras de su uso. Eso sí, no dejes de consultar con tu médico antes de empezar a tomar el suplemento, sobre todo si tienes algún problema como presión baja, poco calcio o afecciones hormonales o de tiroides, o si estás tomando algún otro medicamento con el que podría interactuar.

Se dice que es buena porque

• Ayuda a combatir el envejecimiento
• Cáncer
• Afecciones cardiacas
• Enfermedades de la vista
• Alzheimer y Parkinson

Se dice que es mala porque

El más alarmante posible efecto secundario sería que impida que la testosterona se convierta en dihidrotestoterona, con indeseables resultados para los hombres (y para las mujeres como consecuencia):
• Disminución de la libido
• Dificultades de erección

¡Atención!, las mujeres que estén embarazadas o estén planeando quedar embarazadas no deben tomar astaxantina.

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios