image for Bájale al estrés, date un “break” tecnológico

Bájale al estrés, date un “break” tecnológico

Siempre asocié la carencia de estrés con una época concreta de mi vida: la infancia. Ese marco de años entre los 5 y los 12 en el que mis memorias claras no incluyen la menor sensación de preocupación: los papás son los encargados de proveer en la casa, los hermanos mayores se dedican a cuidar de ti y tu única labor en la vida parece ser disfrutar de ella. Pero, ¿sabes qué más no existía en mi infancia? El flujo exagerado y creciente de tecnología; y sin lugar a duda, la tecnología causa estrés.

¿Qué es el estrés? 

El estrés es una respuesta automática y natural del cuerpo humano que se produce al enfrentarse con situaciones amenazadoras o desafiantes. La vida y sus continuos cambios nos exigen igual número de adaptaciones, por lo que una moderada cantidad de estrés es completamente necesaria. El problema aparece cuando los niveles de estrés se salen de proporción y comienzan a tener efectos negativos en tu salud y emociones.

Los síntomas del stress incluyen: ansiedad, irritabilidad, miedo, frustración, excesiva autocrítica, dificultad para concentrarse, temor al fracaso, falta de sueño y cansancio, entre otros.

¿Cómo contribuye la tecnología al estrés?

La tecnología ha roto con los parámetros de la intimidad, el espacio personal y la relajación. El término “desconectarse” adquirió un nuevo sentido desde que los teléfonos celulares, los computadores personales, los GPS, las videoconferencias, los mp3 y los DVD portátiles se hicieron parte cotidiana y casi ineludible de nuestras vidas. No se trata de decir que la tecnología es mala o reducir a sus continuos avances la culpa de nuestro nivel de estrés. Sí se trata de entender los límites que debe tener el uso de la tecnología para evitar que en vez de un beneficio se vuelva un contribuyente al estrés diario.

Evita el estrés

Sí, todas amamos nuestro teléfono, pero no podemos permitir que dicho amor se convierta en algo enfermizo. Textear, revisar tu correo electrónico y tu perfil de Facebook todo el día sin parar no sólo te mantendrá a la expectativa de las noticias estresantes que puedan suceder en los campos laboral y personal, sino que te abstraerá de la realidad. Hablar con las amigas, recibir los rayos del sol y disfrutar de una buena comida sin interrupciones forman parte de controlar tu nivel de estrés.

Apágalos

Romper la costumbre cuesta, y nosotras estamos muy acostumbradas a la presencia constante y ruidosa de todo tipo de aparatos. En la medida de lo posible mantén tu computadora, mp3 y teléfono celular lejos de ti durante la noche. De vez en cuando date un break de la constante conexión con el mundo y disfruta respirando del aire natural. Vuelve a lo básico y no permitas que la tecnología llene tu vida de estrés.

Foto: Brand X Pictures

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios