137
0

El cáncer de la piel ataca a todos los colores Es posible que hayas oído que las personas de piel clara, de cabello claro y de ojos azules o verdes tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Sin embargo, ¿sabías que las personas de logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for El cáncer de la piel ataca a todos los colores

El cáncer de la piel ataca a todos los colores

Es posible que hayas oído que las personas de piel clara, de cabello claro y de ojos azules o verdes tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Sin embargo, ¿sabías que las personas de piel más oscura también tienen riesgo de padecer cáncer de piel? No importa si crees que tu piel es clara, oscura o de un tono intermedio, cualquier persona puede padecer cáncer de piel.

Aunque el cáncer de piel es menos común entre personas de piel más oscura, este suele detectarse en ellas en etapas más avanzadas o tardías. De hecho, los datos muestran que cuando los hispanos y otras minorías estadounidenses son diagnosticados con melanoma, el tipo más grave de cáncer de piel, esto sucede por lo general en una etapa más tardía, cuando la enfermedad es más difícil de tratar.

Este diagnóstico tardío ocurre en parte porque mucha gente – incluso médicos – han supuesto durante mucho tiempo que el pigmento melanina en la piel más oscura puede proteger contra el cáncer de piel. Sin embargo, aunque la melanina ayuda a evitar las quemaduras del sol, los rayos ultravioleta del sol pueden aún dañar la piel.

Asimismo, el sol no es el único causante de cáncer de piel. Es por eso que el cáncer de piel se puede encontrar en lugares del cuerpo que nunca han estado expuestos al sol. Por ejemplo, es más posible que padezcas cáncer de piel si tienes contacto con ciertas sustancias químicas o venenosas, si tienes cicatrices o úlceras en la piel y si tomas medicamentos o padeces enfermedades (como la infección por VIH) que inhiben el sistema inmunitario.

Es importante identificar temprano los signos y los síntomas del cáncer de piel.

Cuando el cáncer de piel se detecta temprano, puede tratarse con más facilidad. Un cambio en la piel es el signo más común de cáncer de piel. Este puede ser un lunar nuevo o abultamiento nuevo en la piel, una llaga que no sana o un cambio en un bulto que ya lleva tiempo. Examina la piel de toda la superficie de tu cuerpo, aun en la boca y consulta a tu médico si ves algún cambio en tu piel que no desaparece en el lapso de un mes.

Hay algunas medidas que puedes tomar para protegerte y evitar el cáncer de piel.

Siempre que puedas, evita exponerte al sol, especialmente al mediodía, cuando los rayos del sol son más fuertes. Si trabajas o juegas al aire libre, deberás usar ropa que cubra tus brazos y piernas, un sombrero que cubra tu rostro y orejas y lentes para el sol que filtren los rayos ultravioleta para proteger tus ojos.

Usa crema con filtro solar que tenga un factor de protección (FPS) de 15 o más. Además, utiliza productos de protección solar cuya etiqueta indique que son de “amplio espectro” y que pueden filtrar tanto los rayos ultravioleta A como los rayos ultravioleta B. No uses camas solares ni cabinas de bronceado o lámparas solares, porque también estas máquinas emiten rayos ultravioleta.

Y recuerda, no importa si crees que tu piel es clara, oscura o de un tono intermedio, cualquier persona puede padecer cáncer de piel. Comienza hoy mismo a protegerte.

Fuente: National Cancer Institute
Foto: Polka Dot Images/ via Getty Images

 
 
137
0

El cáncer de la piel ataca a todos los colores Es posible que hayas oído que las personas de piel clara, de cabello claro y de ojos azules o verdes tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Sin embargo, ¿sabías que las personas de logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios