imagen anuncio
 
 

El jugo de manzana no es tan malo como lo pintan

Durante años, muchos médicos pediatras han advertido a las mamás que el jugo de manzana no es bueno para los chicos, pues contiene muchísima más azúcar que otros jugos naturales. En general, a los papás no les agrada esta idea, simplemente porque a los niños ¡les fascina!

Sin embargo, dos nuevos estudios, publicados en revistas especializadas en medicina, han concluido que el consumo de manzanas y jugo de manzana ayuda a disminuir los síntomas del asma y otros problemas respiratorios en los niños. Parte de las bondades del jugo de manzana tiene que ver con la presencia de los llamados fitoquímicos, unos componentes químicos que ayudan a combatir enfermedades, y con sus fuertes propiedades antioxidantes.

Aun así, los doctores nos dicen que no debemos dar a los niños jugos en exceso, limitando el consumo a entre cuatro y seis onzas por día para niños de 1 a 6 años, y entre 8 y 2 onzas para niños de entre 7 y 18 años. Los límites son porque los azúcares contenidos en el mugo de manzana pueden ser difíciles de digerir para algunos.

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios