image for 7 formas diferentes con las que podrías bajar de peso sin hacer dieta ni ejercicio

7 formas diferentes con las que podrías bajar de peso sin hacer dieta ni ejercicio

Si quieres deshacerte de algunas libras y bajar la barriga, pero comer sano, hacer ejercicio y tomar suficiente agua no te han dado los mejores resultados, quizás es porque debas aplicar también alguna de estas formas extrañas de bajar de peso. 

1.Comer en un plato de color azul 

Si te fijas bien, en su mayoría las paredes de muchos de los restaurantes de comida rápida están pintadas de rojo. ¿Cierto? Claro, este color estimula tu apetito e incentiva a tu cuerpo a “pedirte” más comida o comer de más, asegura la nutricionista Keri Glassman. Para evitar abusar de la comida y subir de peso, la experta te aconseja que uses un plato azul porque es una tonalidad que te ayuda a controlar el hambre.

2. Oler menta 

Una razón más para tener una maceta de esta planta en tu casa o hasta cerca de tu escritorio. El oler menta de forma regular te baja los niveles de hambre y hace que consumas menos calorías. En promedio una persona que tiene este hábito llega a bajar hasta 13,6 kg (299, 8 libras) porque al hacerlo, tu cerebro cree que en realidad estás comiendo.

3. Comer chile picante 

Si eres amante de los tacos, los chilaquiles o cualquier otro platillo que lleve chile picante, sigue comiéndolos. Aunque no se reduce a este alimento, sino que la lista es amplia porque incluye al jengibre, ají, cayena y tabasco, todos ellos poseen capsaicina, un tipo de resina que actúa como un excelente principio activo para acelerar el metabolismo. Además, el comerlos controla la temperatura del cuerpo y obliga a tu cuerpo a consumir más energía; es decir, eliminas esas reservas de grasa que se acumulan en los tejidos.

Y no solo eso, te hace sentir menos hambre e inhibe la formación de células grasas inmaduras, evitando que lleguen a convertirse en adultas y se convierta en un tipo de grasa más resistente de eliminar porque origina la obesidad.

 

Lee más
thumbnail of feature post
3 rutinas de baile con las que amarás hacer ejercicio (VIDEO)
 

4. Cortar la comida en trozos pequeños 

La ciencia está en que “engañas” al cerebro, haciéndole creer que en tu plato hay más comida, así que de ahora en adelante cada vez que vayas a comer fruta, carne o cualquier otro alimento que necesites cortar antes de llevarlo a tu boca, asegúrate de cortarla antes de comenzar a comer. A esta conclusión llegó una investigación del Departamento de Psicología de la Universidad de Arizona, EE. UU., y si te pones a analizarlo, tienen razón porque cuando tienes alimentos en trozos en tu plato tiendes a ver una cantidad importante de comida.

5. Tomar una copa de vino al día 

Si eres amante del vino tinto y estás en la lucha de perder una o dos tallas, te traemos excelentes noticias porque de acuerdo con una investigación de Boston’s Brigham and Women’s Hospital y publicada por CNN, el hecho de que te guste este tipo de bebida hace que tengas más probabilidades de perder peso que aquellas que no lo beben. Los investigadores creen que el vino acelera el metabolismo y frena el apetito.

7. Reír 15 minutos al día 

La risa es sin duda un lenguaje universal y de las sensaciones más agradables que experimentas como ser humano.

La sugerencia de reír al menos 15 minutos al día no viene de nosotras, sino de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee, EE. UU., pues asegura que cuando ríes, tu corazón late más rápido, haciendo que trabajen a la vez una serie de músculos, lo que redunda en un aumento del gasto de energía. Además, se generan jugos gástricos que reducen los ácidos grasos a tal punto que podrías perder hasta 2 kg (4,40 libras) al año por reír a diario.

8. Desayunar queque de chocolate 

¡En definitiva es la que más nos gusta! Una investigación de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, reveló que comer queque de chocolate como parte de un desayuno nutritivo te hace perder peso. Para sacarle provecho a esa rebanada de pastel, lo que sí debes cuidar es no rebasar las 600 calorías durante este primer tiempo de comida.

Te deshaces de algunas libras porque durante la mañana el metabolismo está activo y por ende, el cuerpo es capaz de quemar más calorías.

Los científicos evidenciaron que cuando incorporas postres como galletas o chocolate en el desayuno, adelgazas más rápido y te mantienes con el mismo peso por más tiempo. ¿Dispuesta a comer más queque de chocolate en el desayuno?

 

 

 
Getty Images
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios