image for Cómo controlar tu dieta y no morir en el intento

Cómo controlar tu dieta y no morir en el intento

Muchas mujeres tenemos el firme propósito de bajar de peso o, si tenemos la suerte de ver el número que queremos en la balanza, nos esforzamos por mantenernos en la línea para no tener que cambiar de talla. Pero esta misión, que con frecuencia implica hacer algunos sacrificios en nuestra dieta diaria, nos pone en peligro de descuidar nuestra salud, sufrir pasando hambre… o las dos cosas al mismo tiempo. Para encontrar una solución a este dilema, consultamos con Jennifer Christman, RD, LDN, dietista y nutricionista licenciada y Gerente de Nutrición Clínica para Medifast, una compañía dedicada a la nutrición y la pérdida de peso.

Mantén el hambre a raya

Jennifer nos recomienda que recurramos a los sustitutos de comidas (meal replacements), que por lo general se venden en forma de polvos para preparar licuados o batidos. Muchas compañías ofrecen este tipo de producto, incluida Medifast, pero Jennifer hace énfasis en que nos aseguremos de encontrar una marca que contenga la cantidad de fibra y proteínas que nos proporcione una sensación de llenura. Estos son algunos otros de sus consejos:

 • Come poco, pero come con frecuencia para evitar sentir hambre.

 • Bebe mucha agua. En ocasiones se puede confundir la sensación de deshidratación con el hambre. “Bebe ocho onzas de agua y espera antes de echarle mano a una merienda”, aconseja Jennifer.

 • Desayuna no más de una hora después de levantarte. Opta por un desayuno bien equilibrado que contenga algún tipo de proteína magra, cereales integrales, algún producto lácteo descremado o bajo en grasa y mucha fruta. Como bien asegura Jennifer, “esta es una manera extraordinaria de comenzar el día”.

La mejor estrategia para no volver a engordar

La batalla contra los kilos de más no es algo temporal. Si nos “portamos bien” solo durante unos días o unos meses, y luego volvemos a la misma rutina que nos hizo perder el control, seremos víctimas del clásico efecto yo-yo; en otras palabras, el sube y baja. La clave es “concentrarnos en los cambios de conducta que demostraron ser eficaces para bajar de peso”, y mantenernos controlando el peso y el consumo de alimentos de manera constante

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios