image for 5 formas de no ganar peso cuando no puedes ir al gimnasio

5 formas de no ganar peso cuando no puedes ir al gimnasio

¿Sabías que existen ciertos hábitos que puedes adoptar para no ganar peso cuando no puedes ir al gimnasio? Por falta de tiempo, cansancio o simplemente porque no tienes ganas, esas son tres razones típicas del por qué a veces te ausentas del gimnasio. Cuando eso sucede, es normal que te preocupe subir de peso porque las calorías de los alimentos que comiste no las eliminarás de tu organismo. ¿Qué puedo hacer para no ganar peso, aunque no vaya al gym?

1.Come un desayuno de campeona

Has escuchado decir por años que es la principal comida del día y que por ninguna razón deberías obviarla. Pero, ¿por qué es tan importante? Dicha comida “administra” el hambre durante todo el día, regula los antojos y te impide comer de más. Asimismo, el hecho de que cumplas con tu desayuno impulsa la fertilidad, tu concentración y tienes un mejor rendimiento en el trabajo. Por otra parte, no desayunar se asocia a padecer de colesterol alto, hipertensión, obesidad, diabetes y males cardíacos.

Investigadores de la Universidad de Misuri determinaron que desayunar aumenta los niveles de una sustancia química que se ubica en el cerebro y que produce sensación de recompensa, lo que hace que tengas menos antojos, especialmente por los dulces.

Si esta semana faltarás al gym, lo mejor es que comiences tu día con una primera comida del día rica en proteínas. Entre los alimentos que puedes incluir están: huevos, yogur griego, mantequilla de maní, quinoa, leche descremada, entre otros.

“Los desayunos altos en proteínas bajan los antojos por comidas altas en grasa y los carbohidratos”, dijo Heather Leidy, la investigadora de este estudio, a la revista Nutrition Journal. 

via GIPHY

2. Reduce las porciones del resto de las comidas 

Eres lo que comes, dicen por ahí. Y es que el planteamiento más simple para adelgazar puede ser el más acertado. Cuando se trata de bajar de peso, te topas con un abanico de opciones, entre ellas la dieta de Comer La Mitad (CLM) tal y como lo plantea la sección Yodona del diario El Mundo.

“La mayoría de las personas consumen un 40% más de lo que deberían”, aseguró Sergio Espinar, especialista en salud y nutrición a este portal. Su experiencia lo ha llevado a comprobar que cualquier método que se base en la reducción de calorías diarias, como dividir las porciones, tiene como resultado la pérdida de peso.

En tu propósito por reducir tu almuerzo, merienda y cena a la mitad para no ganar peso cuando no usas las máquinas del gym, también tienes que utilizar un plato pequeño, comer con una cucharada de postre y masticar despacio. Además, en tus platos tienen que sobresalir más la carne, pescado y verduras que los carbohidratos.

via GIPHY

3. Evita los carbohidratos lo más que puedas 

Tales como pan blanco, espagueti, repostería, jaleas, golosinas, papas fritas, refrescos y alcohol, son algunos de los alimentos con carbohidratos y que necesitas evitar. No obstante, no es recomendable que los dejes de consumir del todo porque son una fuente de energía para tu cuerpo. Come aquellos que poseen este nutriente y lo transforman en beneficios para tu cuerpo, como los recomendados por la American Cancer Societycomo lo son las frutas, verduras y lácteos.

Desde el momento en que evitas los carbohidratos, tu cuerpo comenzará a quemar grasa más rápido, sentirás menos hambre, tus músculos se vuelven más fuertes, existen menos posibilidades de padecer diabetes y te sientes con más energía.

via GIPHY

4. Bebe mucha agua

El agua no tiene calorías y te hace comer menos. Además, te hidrata y te ayuda a mantener el peso perdido a largo plazo.

No resulta un mito, ingerir suficiente agua -al menos 8 vasos al día- adelgaza, así lo determinó una publicación de la revista American Journal of Clinical Nutrition, realizada por investigadores alemanes en el 2013 y la cual asegura que la ingesta de agua refuerza los efectos de una dieta para bajar de peso.

Se demostró entre las personas que participaron en el estudio que aquellas que aumentaron en un litro al día de agua ingerida adelgazaron hasta dos kilogramos más (4.4 libras) que aquellos que no lo hicieron.

Mientras tanto, otras investigaciones han llegado a la conclusión de que las mujeres que consumen agua mientras siguen una dieta pierden más peso que aquellas que no lo hacen. Este efecto, apuntan los científicos, se debe a la simple sensación de llenarse por la ingesta de agua y a la aceleración del metabolismo.

via GIPHY

5. Duerme como La bella durmiente 

Mientras más cansada estés, más comes porque el agotamiento te lanza en brazos de la comida como motivo de recompensa, principalmente de comida basura.

Esta hipótesis también la apoya la Universidad de Stanford, que reveló que las personas que duermen menos de 5 horas, comparadas con aquellas que descansan 8, producen mayores niveles de grelina y descenso de los de leptina. Como consecuencia, se produce una alternación en el aumento del apetito, especialmente por alimentos como los ricos en carbohidratos, entre los que se encuentran: arroz, azúcar, pan, pasta, bollería, cerveza, miel, entre muchos más. ¡Duerme para evitar ganar peso!

via GIPHY

 

Lee más
thumbnail of feature post
¿Quieres bajar de peso? El reto slim down te hace adelgazar en solo 21 días (VIDEO)
 
 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios