image for Osteoporosis: cómo prevenir esta “enfermedad silenciosa”

Osteoporosis: cómo prevenir esta “enfermedad silenciosa”

A la osteoporosis se le conoce como una “enfermedad silenciosa”, ya que muchas mujeres no saben que la padecen hasta el momento en que sufren una fractura en la cadera, muñeca o vértebras. Su aparición es tan frecuente como el cáncer de mama, útero u ovario.

Cifras de Amgen arrojan que en Estados Unidos solo el año pasado se registraron 2 millones de fracturas, pero para el 2025 ese número se va a incrementar en un 48%; es decir, 3 millones.

¿Y cuándo aparece?

Según nos lo explicó Janet I. Sánchez, especialista en medicina interna y representante del Amgen, esta enfermedad comienza a aparecer después de los 40, justo después de la menopausia, porque comienzas a perder masa ósea, lo que aumenta el riesgo de que los huesos se rompan.

“Es una enfermedad crítica y que muchas veces no es diagnosticada o recibe tratamiento hasta que sucede una fractura. Además, es un padecimiento más recurrente en mujeres que en hombres. Se dice que de cada dos mujeres una es víctima de ella porque pierden estrógenos, en el caso de los hombres de cada cinco solo 1 se ve afectado en la medida que envejecen por la disminución en la producción de testosterona. La principal causa que la provoca es la menopausia cuando la producción de la masa ósea disminuye, pero también fumar y la falta de ejercicio contribuyen a padecerla”, aseguró la doctora Sánchez.

También la ausencia de periodos menstruales por mucho tiempo, la genética, ingerir alcohol, bajo peso corporal, tener un trastorno alimentario y hasta padecer de diabetes implican un mayor riesgo de contraer osteoporosis.

“El azúcar en sangre es una enfermedad que debilita todos los órganos del ser humano y eres más propensa a tener estos problemas en huesos. Igualmente el asma, porque requiere medicamentos especiales que debilitan los huesos”, agregó la Dra. Eneida Agosto, reumatóloga, quien también indicó que pierdes masa ósea porque mientras tu cuerpo genera estrógenos antes de la menopausia, existe un balance perfecto porque todos los días los huesos se regeneran. Con la llegada de la “meno”, ese balance se altera porque el hueso se vuelve más débil por la falta de calcio.

No se presentan síntomas 

Las especialistas coinciden en que este padecimiento no presenta síntomas. Te das cuenta porque los huesos son frágiles y quebradizos. Conforme envejeces, tu cuerpo reabsorbe calcio y fosfato de los huesos, en lugar de mantener estos minerales en ellos. Esto hace que tus huesos sean más débiles.

“No existe ningún síntoma que te haga saber que estás perdiendo músculo. Generalmente, te das cuenta por alguna fractura luego de mover un mueble, estornudar o toser. Cuando eso sucede, sientes un dolor inmanejable que hasta te puede mantener inmóvil dos semanas”, dijo Agosto.

¿Qué chequeos debo realizarme? 

La Dra. Sánchez asegura que para descartar o confirmar el padecimiento es necesario que te sometas a un examen de densidad mineral (DMO), el cual requiere que la paciente no ingiera 24 horas antes de este ningún producto lácteo o con calcio. En pacientes mayores es más fácil detectarla porque pierden estatura y su espalda se vuelve más ancha.

Qué hábitos saludables seguir 

Ambas especialistas recomiendan los siguientes consejos:

  • Seguir una dieta rica en calcio, como los lácteos.
  • Comer más sardinas y salmón.
  • Incluir dentro de tus comidas frutas y verduras.
  • Realizar al menos 30 minutos de ejercicio todos los días.
  • Ingerir suplementos de magnesio, vitamina D y calcio.
  • Dejar de fumar y de tomar alcohol.
 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios