image for ¿Congelar tus óvulos es una opción para ti?

¿Congelar tus óvulos es una opción para ti?

Los años pasan y el llamado de la maternidad aún no te llega; o quizá no has encontrado a la pareja ideal para esta aventura…¿te suena? Ante dichos panoramas, mujeres en países desarrollados están recurriendo a una opción cada vez más popular: congelar sus óvulos.

Pero antes de poner a tus futuros bebés bajo cero, hay ciertos factores que debes tener en cuenta, ya que la criopreservación de ovocitos -o sea, el congelamiento de óvulos- no es para todas, puede tener complicaciones emocionales y, sobre todo, no es barato.

El congelamiento de óvulos consiste en extraer de tu cuerpo una cantidad considerable de ovocitos para posteriormente congelarlos, conservándolos hasta que estés lista para ser mamá. Una vez llegado ese momento, se descongelan y se fecundan in vitro. Después, se implantan nuevamente en tu cuerpo con el objetivo de que alguno de ellos logre convertirse en un embrión saludable.

Dicho procedimiento requiere una significativa preparación física, mental y económica; está muy lejos de ser una técnica simple, y los porcentajes de éxito son muy variables.

Según informa el área clínica de la Universidad de Yale, para comenzar con este procedimiento la paciente debe inyectarse medicamentos durante 10 a 12 días para obtener una sobreproducción de óvulos , lo que puede generar malestares secundarios. Después, debe someterse a numerosos ultrasonidos y pruebas de sangre. Si no se producen los óvulos suficientes, será necesaria una segunda ronda.

Cabe mencionar que el congelamiento de óvulos no es cubierto por los seguros -salvo en casos muy excepcionales- y esto puede generar costos de hasta 30 mil dólares, según datos de FertilityIQ.

Al momento de querer usar tus óvulos congelados, debes saber que no todos sobrevivirán el proceso de descongelamiento, lo que reduce las probabilidades de éxito. Aunado a esto, la fecundación in vitro tampoco es exitosa en todos los óvulos que sobreviven.

De acuerdo con información arrojada por la división de fertilidad de University of Southern California, en 2016 el rango de éxito de nacimientos fue de 50 por ciento en mujeres menores de 35 años; 30 por ciento en mujeres de entre 35 y 37 años; 28 por ciento en mujeres de 38 a 40 años, y el porcentaje disminuye según incrementa la edad.

Es importante tener en cuenta que el congelar tus óvulos no garantiza la maternidad en un futuro. Es una promesa, sí; pero con poco rango de éxito. Además, estudios han señalado que la cantidad de mujeres que realmente solicitan utilizar sus óvulos oscila tan solo entre el tres y nueve por ciento.

El congelamiento de óvulos es una decisión personal y debe tomarse con la mayor seguridad e información posible. Recuerda que entre más joven, la calidad de tus óvulos congelados será mejor. También debes considerar qué pasará con los óvulos que no utilices; ¿los confieres para estudios médicos, los destruyes o los donas? Además, debes pensar qué sucederá con tus óvulos en caso de muerte o imposibilidad de tomar decisiones por ti misma.

Investiga, infórmate y pide distintas opiniones médicas para que puedas elegir la mejor opción para ti.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios