image for 10 consejos para empezar a ejercitarte, aunque no te guste el deporte

10 consejos para empezar a ejercitarte, aunque no te guste el deporte

Si bien todas sabemos lo importante que es el ejercicio en nuestras vidas, es más fácil decirlo que hacerlo y más si nunca has sido muy aficionada de practicar algún deporte. Por ello te traemos 10 pequeños pasos que puedes seguir para que incorpores el ejercicio a tu rutina diaria desde ¡ya!

 

  1. Inicia poco a poco

No es necesario que lo primero que hagas sea inscribirte en un gimnasio que a la larga sale caro y puede aburrirte. Mejor piensa en las actividades que más te divierten: caminar, montar en bici o simplemente subir escaleras, actividades sencillas que benefician a tu cuerpo y mente.

  1. Unos minutitos al día

Recuerda que no debes matarte las horas haciendo algún ejercicio. Cualquier actividad que hagas beneficiará a tu cuerpo incluso si la haces solo por 20 minutos. Notarás que poco a poco tus músculos estarán más fuertes y tu cuerpo pedirá más tiempo por sí solo.

  1. Acelera el paso

Sí, caminar es bueno, pero hacerlo a un paso acelerado es mejor ya que mejora tu condición cardiovascular y promueve la quema de grasa. Por eso, si eres de las que siempre anda a las carreras, este punto está a tu favor.

  1. La música, tu mejor aliada

Arma un playlist con tus canciones favoritas de todos los tiempos. Nadie te juzgará, lo prometemos. Verás cómo olvidas que estás haciendo ejercicio y terminarás tu actividad en menos de lo que piensas.

  1. Conviértelo en un hábito

Recuerda que una actividad se vuelve hábito después de hacerse por 21 días seguidos, por ello trata de que cualquier ejercicio que hagas sea de forma cotidiana. Cuando menos lo esperes se volverá una necesidad para tu cuerpo.

  1. Busca un cómplice

Hacer ejercicio siempre es más divertido si se hace acompañado. Ponte de acuerdo con tu mejor amiga o con tu pareja y así podrán motivarse mutuamente y pasar tiempo lejos del celular.

  1. Guarda esos premios para después

Si eres de las que piensa que por caminar 20 minutos te mereces un premio, ¡estás en lo correcto! Solo procura que éste sea algo que realmente te nutra y no algo azucarado o harinoso que solo te hará sentir cansada e inflamada.

  1. No fuerces tu reloj biológico

Si no eres una persona matutina, no empieces ejercitándote temprano, y viceversa. Elige la hora en que te sientas con más energía y escucha a tu cuerpo. Dale tiempo a que se ajuste poco a poco y naturalmente irás haciendo cambios por ti misma.

  1. ¡No olvides estirar!

Recuerda que antes y después de todo ejercicio debes estirar tus músculos, de lo contrario puedes sufrir lesiones. Estira piernas, brazos y espalda e inicia tu actividad con un paso de leve a moderado.

  1. Déjate llevar y disfruta

En lugar de tener en mente cuántos minutos te faltan para terminar, disfruta lo que veas alrededor; pon atención a tu playlist y deja que tu mente se libere del estrés diario. Verás cómo esto recarga tus energías para los siguientes días.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios