image for 5 pasos para dejar de sentirte culpable por TODO

5 pasos para dejar de sentirte culpable por TODO

A los hombres les encanta hacer sentir culpables a las mujeres. Si tienes una pareja o una relación muy cercana con el sexo opuesto, lo habrás vivido más de una vez. Es más, cuando terminas con tu novio o te divorcias de tu esposo, llegas a pensar que quizás la relación no funcionó porque tuviste la culpa al ser muy celosa, no cumplir sus fantasías sexuales o hasta por salir a trabajar y tener que dejar a tus hijos con la niñera o en la guardería.

Es impresionante saber que ese sentimiento de culpabilidad se hereda generación tras generación. Por ejemplo, no tiene caso que te sientas culpable cuando dejas tu trabajo porque te tocan tus vacaciones o cuando te vas de viaje de trabajo y tienes tiempo libre para conocer la ciudad donde estás. ¡No tiene sentido!

via GIPHY

Te sientes culpable y responsable por la felicidad de los demás porque desde niña te educaron para ser buena hija, después buena madre, una trabajadora eficiente, buena esposa, amiga incondicional y fiel a ti misma. A veces esa presión te perturba porque piensas antes en los demás que en ti misma y cuando las cosas no salen bien, te sientes culpable.

Los hombres también sienten culpa, pero cuando han fallado de verdad. Tú y yo no, vivimos con ella todos los días. Por eso has llegado a pensar que tienes una enorme responsabilidad con tu familia porque sigues siendo mamá y un ama de casa que llega luego de la oficina a cocinar, lavar, ayudar a sus hijos con las tareas de la escuela… Tienes esa misión de hacer felices a todos porque de lo contrario te sientes mal contigo misma.

Lee más
thumbnail of feature post
Cómo identificar y saber manejar una depresión si la padeces
 

Para ayudarte a que dejes de sentir culpa, te decimos cómo manejarla. ¡Aplícalo!

1. Pide opinión en tu entorno: Si crees que estás desatendiendo a tu chico, a tus hijos u otra persona, no te dejes manipular por ellos. Pregunta a una amiga u otra persona que no esté implicada directamente. Ya verás que su opinión te dará una idea para continuar actuando de la misma forma.

2. No menosprecies tus esfuerzos: Valora tu dedicación, tiempo y hasta sacrificios, y no te exijas más a ti misma de lo que le exigirías a cualquier otra persona en tu situación. Recuerda que la culpa no está en el sentimiento, sino en el consentimiento.

via GIPHY

3. Aprende a decir “sí” y “no”: Es imperdonable lo que haces con tal de agradar a alguien como tu pareja, hijos, padres o amigos. Te frenas a salir con tus amigas o hasta viajar sola por tener “obligaciones” con ellos. Si deseas hacerlo, hazlo. No dejes que otros dirijan tu vida, ponles un alto y déjales muy claro que tú tienes poder de decisión. Cuando dices sí es sí y cuando no es no, pero porque son decisiones tuyas, no de ellos.

4. No te sientas culpable: Analiza bien si es tu pareja u otra persona la que te hace sentir culpable o si eres tú misma. Intenta identificar si son los demás quienes esperan demasiado de ti.

via GIPHY

5. No te martirices: No es posible que otra persona te convenza siempre de que la culpa la tienes tú y que te lo creas. Ten amor propio por ti misma y convéncete de que por más que te ame, no puedes pasar por alto tu amor propio.

Y recuerda: Es tu vida. No dejes que nadie te haga sentir culpable por vivir a tu manera.

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios