imagen anuncio
 
 
image for Dieta de jugos para bajar de peso

Dieta de jugos para bajar de peso

Las dietas de desintoxicación han ganado mucha popularidad como una manera de limpiar el organismo de los efectos de una alimentación deficiente y un estilo de vida plagado por adicciones como la del tabaco y la cafeína. Incluso se dice que la desintoxicación contribuye a la curación de algunas enfermedades. Una de esas dietas es el ayuno con jugos. En este plan, la persona debe consumir solamente jugos naturales, pero no jugos industriales comprados en el supermercado, sino preparados con las frutas y verduras frescas. En el documental Fat, Sick and Nearly Dead se describe la historia inspiradora de un australiano que cambió su destino y literalmente salvó su vida al alimentarse solo con jugos durante 60 días.

Como método para adelgazar

Además de su propósito de purificación, muchas personas recurren al ayuno con jugos de frutas y verduras para bajar de peso. Y, en efecto, privarse de todos los demás alimentos y consumir una cantidad limitada de calorías durante varios días puede ayudar a eliminar un par de libras extra. Pero durante varios días de ayuno con jugo, la mayor parte del peso que se pierde es de agua, no de grasa, lo cual es muy fácil de recuperar. Por otra parte, se corre el riesgo de “adaptar” el cuerpo a consumir menos calorías y hacer más lento el metabolismo. También hay que tener en cuenta que una cosa es renunciar a los alimentos durante unos días, pero para alguien que necesite perder un volumen de peso considerable y decida extender el periodo de ayuno, esta dieta puede ser ineficaz e incluso peligrosa, porque el cuerpo comenzaría a carecer de importantes proteínas y otros nutrientes.

Pero, aunque uno o dos días a base de jugos no contribuyen directamente a lograr adelgazar, se ha demostrado que este enfoque puede ayudar como parte de una dieta balanceada; por ejemplo, si se ayuna un día a la semana y se controlan las porciones el resto de los días. Por supuesto, no es recomendable hacer ningún tipo de cambio tan brusco sin consultar antes con el médico. Las mujeres embarazadas están excluidas porque podrían afectar al bebé, y para algunas personas con enfermedades como diabetes estaría contraindicado por el excesivo consumo de azúcares.

 

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios