image for Los peligros de la dieta <i>thigh gap</i> (VIDEO)

Los peligros de la dieta thigh gap (VIDEO)

¿Qué tiene de malo querer bajar de peso? ¿Por qué censurar hacer dieta y ejercicios para lograr este objetivo? Pues una vez más, la explicación está en no llegar a los extremos y ser víctima de falsas expectativas. El objetivo de lograr un espacio entre los muslos con las piernas unidas (thigh gap), que comenzó quizás como una ilusión de chicas adolescentes estadounidenses que querían lucir como modelos superdelgadas, se fue extendiendo a través de las redes sociales y alcanzando a un grupo más amplio de jóvenes, incluso en Europa y otros lugares del mundo.

Lee más
thumbnail of feature post
Dieta sin trigo para bajar de peso: ¿Una opción saludable?
 

Esta tendencia, quizá precisamente por ser absurda, es especialmente peligrosa. El famoso Dr. Oz se refirió hace poco a las mentiras de la dieta de thigh gap y las maneras en que puede afectar la salud. Camille Hugh, la autora de The Thigh Gap Hack, el libro que promueve el plan, le aseguró al Dr. Oz que la dieta funciona para todas las mujeres y que no representa ningún peligro, y afirmó que la separación entre los muslos es la máxima expresión de la belleza femenina. Por suerte, las promesas de esta nueva dieta son fáciles de rebatir. Estas son algunas alarmantes consideraciones:

  • Nadie puede cambiar la forma de su cuerpo, que está determinada genéticamente. Algunas mujeres tienen un espacio entre los muslos, otras nunca lo tendrán por mucho que dejen de comer y hagan ejercicios hasta extenuarse. El Dr. Oz mostró imágenes de diferentes tipos de cuerpos para demostrarlo.
  • La dieta del thigh gap promueve hábitos de alimentación que pueden conducir a trastornos como bulimia y anorexia. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, este tipo de trastorno es cada vez mayor entre las adolescentes y las jóvenes.
  • Las adolescentes necesitan consumir unas 2.500 calorías diarias, y con esta dieta tratan de reducirlas a menos de 500. Esto puede provocar daños al cerebro y los huesos, e incluso depresión y tendencias suicidas.

Si el objetivo es ser más atractivas y lograr mayor aceptación social, también es un camino equivocado. Varios estudios han demostrado que los chicos prefieren algo más de “carne” alrededor de los huesos. Y ya están apareciendo videos en youtube que ponen en ridículo la obsesión con el espacio entre los muslos.

Mira aquí un video que se burla de esta tendencia de tener un espacio entre los muslos

 
Foto: Keith Levit Photography
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios