imagen anuncio
 
 
image for El peligro de las parrilladas o barbacoas

El peligro de las parrilladas o barbacoas

En estos días que el clima está precioso, sopla el viento y el sol ha empezado a calentar es muy común ver a personas en los parques preparando barbacoas o parrilladas. El clima está perfecto para esto. De todas formas, recuerda utilizar un bloqueador con protección mayor de 15 SPF para cuidarte de los rayos solares nocivos (UVA y UVB).

Sin embargo, no es solamente del sol del que nos tenemos que cuidar. Recientemente, un estudio realizado por el doctor David Grand detalla cómo en Rhode Island al menos seis personas -en los últimos dos años- han llegado a hospitales quejándose de dolores de estómago o dolencias en la garganta.

Beneficios de la soya para el corazón

Cuando los médicos hicieron los debidos exámenes se percataron de que estas personas tenían cerdas de alambre de los cepillos de limpiar las parrillas en su organismo; específicamente en la garganta y el estómago. Esto podría representar una gran molestia para dichos pacientes y hasta una enfermedad más seria. Grand explica que el tratamiento para extirpar el alambre puede ser complejo dependiendo de dónde está ubicado.

“Si el alambre está atrapado en la boca o la garganta, un otorrinolaringólogo o gastroenterólogo puede usar una pequeña sonda para hallar y sacar el alambre. Sin embargo, si el alambre ha perforado el intestino en el momento de la presentación, por lo general se requiere una cirugía, con la extirpación del segmento afectado del intestino”, destacó en la nota que publica Medline Plus.

Cuando vayas a hacer una barbacoa o parrillada, procura limpiarla muy bien antes de usarla. Una vez termines de limpiarla, pasa un paño con agua tibia a la parrilla para que elimines posibles residuos. Disfruta la primavera.

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios