image for Consejos para evitar subir de peso cuando entras a la universidad

Consejos para evitar subir de peso cuando entras a la universidad

Sylvia Meléndez-Klinger, dietista registrada y madre de un joven universitario y de un estudiante en el último año de la escuela secundaria nos da unos consejos para evitar subir de peso cuando se está por ingresar a la universidad:

1. ¿Qué recomiendas a los chicos que empiezan la universidad para que su dieta siga estando equilibrada?
Primero que todo, les aconsejo empezar bien el día para que sea exitoso. Es decir, recuérdales despertarse unos minutos antes para alcanzar el desayuno en el comedor. También aconséjales  servirse la comida en un plato pequeño en vez de una bandeja, así evitan comer más de lo que necesitan para empezar el día. Si van con prisa para llegar a clase, pueden comerse un pedazo de fruta o un puñado de nueces para no quedarse sin energía y mantener el metabolismo activo.

2. Dinos, ¿qué recetas son fáciles y nutritivas para preparar cuando estás estudiando en la universidad y no recurrir a la comida basura?
Pueden evitar recurrir a la comida basura teniendo almacenados ingredientes para preparar comidas o meriendas saludables. Además, es una solución más económica ya que comer en restaurantes por lo usual sale más costoso. Por ejemplo, dales pasas, cacahuetes (maníes) y minichocolates para que hagan una mezcla rica en proteína, fibra y muchos otros nutrientes pero con buen sabor.

3. ¿Qué recomiendas para comer entre clases?
Los antojitos de dulces nos atacan más entre las comidas o a la media noche y siempre parecen ser irresistibles, pero hay muchas comidas y bebidas que contienen poco o cero contenido calórico que son una buena opción para los estudiantes y evitan aumentar de peso sin tener que sacrificar un sabor dulce. Además, ayudan con los antojos ya que los mantienen satisfechos. Más allá de eso, es bueno tener meriendas saludables a la mano. Por ejemplo, el yogur, las nueces, las frutas enlatadas o secas son buenas opciones para merendar entre comidas o durante una larga noche de estudios.

4. ¿Qué pueden hacer los padres?
Como latinos, estamos acostumbrados a comer platillos típicos que estén hechos por mamá. Cuando nuestros universitarios se van, tienden a comer más al no poder encontrar los sabores que les recuerdan la casa y satisfacen el antojo. De vez en cuando, mamá y papá pueden enviarles a sus hijos un paquete con algún ingrediente latino o su merienda favorita en porciones pequeñas. Por ejemplo, las galletas y los cereales altos en fibra, frutas enlatadas, nueces, frutas secas y bebidas bajas en calorías son buenas opciones. La idea es mandar un paquete saludable pero con mucho amor.

5. ¿Qué errores deben evitar los chicos cuando ya pueden tomar decisiones ellos mismos sobre qué comer?
Las cafeterías en las universidades al ser estilo bufé no tienen límite, por eso los chicos tienden a comer porciones enormes. Es importante controlar las porciones ya que todo en moderación puede ser parte de una dieta saludable. Por ejemplo, les recomiendo tener productos de tamaño pequeño como la minilata de Coca-Cola que es excelente para controlar la porción y no romper la dieta. Además, caben en el “minirefri” del dormitorio. Es preferible tener de todo en moderación que privarlos de todo ya que terminan comiendo de más. Otros alimentos recomendables son el yogur con fruta bajo en grasa, queso en porciones individuales como de palitos o en bolitas o barras de cereal de Nutri-Grain. También recuerda que las frutas y vegetales enlatados al igual que las frutas secas y nueces son muy nutritivos y no requieren refrigeración.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios