imagen anuncio
 
 
image for ¿Funciona la Dieta de Atkins?

¿Funciona la Dieta de Atkins?

Todos sabemos que en las grasas se encuentra gran parte del sabor de los alimentos. Las carnes magras, por ejemplo, tienden a ser más insípidas y necesitan más apoyo de las especias o las salsas para que disfrutemos más de su sabor. Por eso, a cualquiera que sea amante del buen comer y le gusten mucho las carnes, pero que necesite bajar o controlar su peso, la dieta de Atkins le parecerá caída del cielo.

A diferencia de la mayoría de las dietas que limitan o eliminan el consumo de grasas, este polémico plan nutricional, presentado por el cardiólogo Robert Atkins en el libro La revolución dietética del Dr. Atkins, se basa en el principio de reducir los carbohidratos y aumentar las grasas y las proteínas, para que el cuerpo tenga que quemar más de la grasa acumulada para usarla como energía. La dieta goza de gran popularidad también por su eficacia para bajar de peso, pero aunque ha sido mejorada para incluir más variedad de alimentos como verduras y frutas, todavía no ha recibido la aprobación de los científicos, y es inquietante para entidades como la American Dietetic Association.

Dieta de la limonada

La dieta de Atkins no es la solución mágica a los problemas de peso, y nadie debe comenzar a hacerla sin consultar con su médico, sobre todo si tiene algún tipo de enfermedad como diabetes o afecciones renales, pero quizás valga la pena que consideres sus ventajas y desventajas.

Pros de esta dieta

• Permite comer los alimentos que nos gustan a casi todas.
• No se pasa hambre: se puede comer mayor cantidad de los alimentos permitidos.
• Cuenta con varias fases y es posible comenzar en cualquiera de las tres primeras según los objetivos de cada persona.
• Algunos estudios indican que mejora la función de insulina en personas con diabetes de tipo 2.
• ¡Se puede mantener de por vida!

Contras de esta dieta

• Demasiada grasa de origen animal puede aumentar el nivel de colesterol LDL.
• La reducción de carbohidratos puede provocar fatiga, mareos, dolores de cabeza y estreñimiento.
• Limitar el consumo de frutas y verduras reduce la cantidad de antioxidantes y fibra dietética.
• Se baja más de peso que con otras dietas en los primeros seis meses, pero en un año no hay una diferencia significativa.
• Graves riesgos potenciales a largo plazo, como osteoporosis, hipertensión, complicaciones del hígado o los riñones, e incluso afecciones cardiacas.

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios