image for La diabetes, las mujeres y el alcohol

La diabetes, las mujeres y el alcohol

Una de las diferencias básicas entre la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2 es que mientras no se conoce nada que podamos hacer para prevenir la primera, la segunda se puede evitar con un estilo de vida activo y una dieta balanceada que nos permita, entre otros beneficios, mantener un peso corporal adecuado.

Quizás uno de los causantes principales de que aumente el azúcar en la sangre sea el consumo de carbohidratos que tengan un alto índice glicérico. Pero si eres de las que tiene debilidad por los alimentos elaborados con harina blanca, las papitas y los refrescos y jugos dulces, te queda un recurso algo paradójico para reducir el riesgo: las bebidas alcohólicas.

Un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition concluyó que las mujeres de mediana edad que comían muchos carbohidratos refinados y bebían una cantidad moderada de alcohol tenían un 30% menos de riesgo de ser diabéticas. La investigación se basó en más de 80,000 mujeres durante un periodo de 26 años. La mujeres que consumían más carbohidratos refinados y mucha carne eran más propensas a ser diabéticas, pero dentro de ese mismo grupo las que consumían bebidas alcohólicas con moderación reducían el riesgo.

No obstante, no es como para empezar a prepararse para la juerga, porque lo de la moderación es en serio: estamos hablando de unas 0.8 onzas de alcohol al día, es decir, unos dos tragos a la semana. Además, ten en cuenta que los médicos no dejan de recomendar que se reduzcan los carbohidratos refinados para una dieta saludable.

 

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios