963
0

La preocupación de comer y bajar de peso Un amigo que vivió un tiempo en la antigua Unión Soviética, me contó un chiste sobre las mujeres de ese país que de algún modo puede relacionarse con nuestra situación actual: ¿Cuáles son logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for La preocupación de comer y bajar de peso

La preocupación de comer y bajar de peso

Un amigo que vivió un tiempo en la antigua Unión Soviética, me contó un chiste sobre las mujeres de ese país que de algún modo puede relacionarse con nuestra situación actual: ¿Cuáles son las dos preocupaciones principales de las mujeres rusas? Cómo conseguir comida y cómo bajar de peso. Con todo lo contradictorio que parecía, tenía perfecta lógica en el contexto de las carencias de aquel país y la vanidad femenina que sobrevive en cualquier sistema político.

En nuestro caso, las paradojas no son pocas, y una de las más absurdas es hablar de “no comer” cuando se habla de nutrición en medio de la abundancia. Muchos estadounidenses parecen haber renunciado a cualquier intento de usar su fuerza de voluntad y su disciplina para regular su dieta, y recurren en cambio a peligrosos procedimientos quirúrgicos que les reducen su capacidad intestinal, para verse obligados a comer menos y así bajar de peso. A los diferentes tipos de operaciones de reducción del estómago se suma una opción ambulatoria que consiste en insertar una banda gástrica ajustable que como tantos otros enfoques, tiende a anunciarse y percibirse como una solución casi mágica contra la obesidad.

Me podrán llamar anticuada, pero yo personalmente no confío en ninguno de esos métodos, y mis sospechas relacionadas con la poca divulgación de las complicaciones que implican se confirmaron recientemente, cuando la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), apoyada por organizaciones de médicos como la American Society of Bariatric Physician, acusó a la compañía que anunciaba la banda gástrica Lap-Band (conocida como 1-800-GET-THIN) de usar métodos engañosos. La FDA emitió una advertencia a varias clínicas que no incluyen en sus anuncios sobre el procedimiento los riesgos que este representa para los pacientes.

En lugar de sucumbir ante grandes pancartas de sonrientes “ex-obesos”, deberíamos ser más desconfiadas e informarnos mejor antes de tomar una decisión tan seria como esa. Además, en la mayoría de los casos sí es posible mantener un peso saludable si como parte de nuestro estilo de vida hacemos ejercicio físico con regularidad y llevamos una dieta balanceada.

Foto: Wavebreak Media

 
 
963
0

La preocupación de comer y bajar de peso Un amigo que vivió un tiempo en la antigua Unión Soviética, me contó un chiste sobre las mujeres de ese país que de algún modo puede relacionarse con nuestra situación actual: ¿Cuáles son logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios