image for Las ventajas y las desventajas del ayuno

Las ventajas y las desventajas del ayuno

Dejar de comer puede verse como un comportamiento contradictorio, cercano a lo antinatural. Sin embargo, a lo largo de la historia el ayuno ha jugado un papel fundamental tanto en la salud física como en la espiritual. En todas las religiones con mayor número de practicantes, es una respuesta común para encontrar un estado de calma que permite resolver los problemas, y también puede representar una intención especifica de reconciliación y alabanza a la divinidad.

Existe una diferencia entre dejar de comer para perder peso rápidamente como un comportamiento recurrente y ayunar durante un período específico del año para ayudar a tu sistema a recargarse, a regular el metabolismo y, de paso, quedar más ligera. Cuando dejas de comer por un periodo prolongado e inusual, se genera una reacción en tu cuerpo similar a un shock que hace que las alertas se prendan y que los órganos de los sistemas que se encargan de procesar los alimentos y sacar las toxinas tengan que trabajar más duro para encontrar fuentes de energía. Si abusas de estos estados, estás poniendo en juego tu salud y el bienestar de tu cuerpo, un vehículo invaluable.

Varios estudios científicos han investigado los efectos de la baja drástica en calorías y lo que se conoce como el estado de cetosis, cuando las células empiezan a transformar la grasa al encontrar déficit de carbohidratos en el metabolismo, como un manera de tratar casos específicos de cáncer. Estos estados se inducen con dietas específicas que se conocen como cetogénicas y buscan simular el efecto del ayuno.

Consulta a un experto

No hay una fórmula que funcione para todos. Así que si quieres intentar una limpieza a través del ayuno, primero consulta a un profesional de la salud y realiza los exámenes pertinentes para saber si es lo que necesitas. Cada cuerpo funciona de una manera diferente y es importante que estés preparada y te informes con anterioridad sobre cuáles son los síntomas normales de un proceso de desintoxicación. Pregunta al experto sobre las consecuencias. De acuerdo al nivel de toxinas en el cuerpo, es común experimentar dolor de cabeza, brotes en la piel o mareos; son efectos de la crisis curativa e indicadores de cuál es la velocidad que mejor funciona para ti. Un experto también te puede ayudar a personalizar el ayuno de acuerdo a tus objetivos.

Conoce los patrones de tu cuerpo

Uno de los beneficios más importantes de crear una situación de abstinencia es que te da una oportunidad de escuchar a tu cuerpo. ¿Qué tipo de alimentos deseas? ¿A qué hora te entran los antojos? ¿Cuándo te dan bajas de energía? ¿Cómo manejas la ansiedad? El ayuno es una manera de investigar y de tener un poco de distancia de la acción de comer, algo que parece automático, pero no lo es, para que puedas ajustar los lugares en donde los patrones no benefician a tu salud. Es también un vehículo para que identifiques la calidad de tus pensamientos, ¿Cómo te tratas cuando tienes un objetivo y sientes dificultad? ¿Te motivas con disciplina y respeto por tu cuerpo o con presión negativa y miedo? Observa qué es lo que mejor funciona y cuánto obedeces a lo que escuchas.

Define un tiempo

Seguir un horario para las comidas es una regla de oro de la alimentación sana. El no comer también sigue unos criterios de tiempo específicos que tienen que ver con el propósito, las reacciones y el tipo de metabolismo. Si tienes unos hábitos alimentarios congruentes, es importante que definas el número de días y escojas siempre el mismo período en el año; así el cuerpo y la mente van a estar en sintonía más fácilmente. La primavera es una buena estación para la desintoxicación. El final del verano también. En el invierno es un poco más complejo porque se necesitan las calorías extra para mantener la temperatura corporal. Si tu propósito es más espiritual, te puedes ceñir a los lineamientos más afines. Los cristianos, por ejemplo, dejan de comer carnes rojas los viernes por cuarenta días antes de la Pascua. En Ramadán, los musulmanes se toman un mes de ayuno de alimentos y bebidas en el que solo aplican las reglas en el día y en la noche vuelven a comer. Si tienes un metabolismo rápido y una dieta balanceada, puede que un día de reset sea todo lo que necesitas. Si estás del lado de los excesos, puede que necesites más tiempo para limpiar el cuerpo físico y expulsar las toxinas de una manera regulada, sin que esto implique un desborde innecesario de tu sistema.

Lee más
galería
thumbnail of feature post
5 alimentos efectivos para bajar de peso y perder barriga (FOTOS)
 

Modera la actividad

Uno de los beneficios del ayuno es que lo sentidos se agudizan y algunas personas se sienten más presentes y enfocadas. Otras veces se pueden sentir fatigadas e irritables. La energía que tienes en los días de ayuno varía al minuto, y es limitada. El cuerpo está pasando por un proceso intenso y no hay necesidad de que lo lleves a extremos. Trata de moderar los encuentros sociales y las actividades físicas y, sobre todo, de descansar. Así tus órganos pueden utilizar el tiempo de abstinencia para enfocarse en sus funciones y pulir los mecanismos para reservar energías.

Ingiere suficiente líquido

Para que las toxinas y los excesos puedan salir del cuerpo con facilidad es importante que tomes agua cuando sientas sed, especialmente si estás realizando un ayuno en época de calor, para mantenerte alerta porque no quieres confundir al cuerpo agregando deshidratación. Es mejor que el agua esté a temperatura ambiente y que no consumas hielo. Es preferible también que las bebidas sean simples y no contengan azúcar; por eso es mejor no tomar jugos. Algunas tradiciones complementan el ayuno y apoyan el proceso de desintoxicación con tés o hierbas medicinales. Consulta con tu experto para saber cuáles son las mejores para ti.

Mantén una intención

Sin importar tu religión o práctica espiritual, dedicar la pausa y el proceso que te da el ayuno a una causa o una persona te puede ayudar en los momentos de hambre, en los que necesitas motivación externa. Al terminar, es una recompensa bonita. Algunas tradiciones en India y Japón utilizan el ayuno para momentos
de transición. Dicen que te puede ayudar a tomar decisiones, a pasar la página en un proceso, y que funciona como una especie de ritual para crear un antes y un después. Es también un periodo para valorar y evaluar la manera de relacionarse con los alimentos y la fuentes de energía, para sentir compasión por aquellos que sienten hambre y dar las gracias por la abundancia de recursos en la vida.  

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios