imagen anuncio
 
 
image for Mantén tu peso en verano y el resto del año

Mantén tu peso en verano y el resto del año

En los meses que preceden a la temporada de playa, hombres y mujeres se esfuerzan al máximo en el gimnasio para lograr una mejor apariencia corporal. Pero una vez que termina el verano y comienza el invierno, muchos de ellos abandonan sus esfuerzos y aumentan de peso.

Sin embargo, mantenerse en forma durante el invierno y en la próxima temporada playera no tiene que ser demasiado difícil. El Registro Nacional de Control de Peso que realizó un trabajo con hombres y mujeres que bajaron 60 libras y mantuvieron el peso durante cinco años por lo menos, descubrió detalles interesantes acerca de quienes no se sintieron satisfechos con una mera pérdida de peso, sino que quisieron conservarla.

Entre los resultados notables del estudio con esas personas se encuentran los siguientes:

• El 78 por ciento comienza su día como corresponde, desayunando diariamente
• El 75 por ciento no le tiene miedo a la balanza, y se pesan al menos una vez a la semana
• El 90 por ciento ejercita un promedio de una hora diaria
• El 62 por ciento ve televisión menos de 10 horas semanales

Estas conductas no deben sorprendernos. Desayunar todos los días estimula el metabolismo luego de una noche de descanso, y un desayuno rico en proteínas es más propenso a darnos menos apetito en las horas antes del almuerzo. Además, la ejercitación diaria en vez de estar sentado en el sofá es claramente beneficiosa. Y el poder motivador de las rutinas de levantamiento de peso tampoco debe ser subestimado.

Pero hay otras cosas que deben hacer los hombres y las mujeres para no aumentar de peso en invierno una vez que pasa el verano. Algunas de ellas son:

Levantar pesas

Los hombres y mujeres adultos pudieran pensar que el levantamiento de pesas es para jóvenes, pero en realidad puede combatir la pérdida de tejido muscular que generalmente comienza cuando una persona cumple los 30 años. Combate esa pérdida de masa muscular con ejercicios de fuerza y pesas de mano. Las pesas de mano pueden crear musculatura y fortalecer los huesos, y mientras menos músculos se pierdan, más capaz será el organismo en la quema de calorías.

Control de raciones

Las raciones se han incrementado en los últimos años sin precedentes. Considera el caso del bagel promedio, un favorito del desayuno. Según datos de los Institutos Nacionales de la Salud, hace 20 años el bagel promedio tenía un diámetro de tres pulgadas y 140 calorías. En la actualidad, el bagel tiene seis pulgadas de diámetro y 350 calorías. Estos institutos también destacan que hace 20 años un plato de espagueti y tres albóndigas totalizaban 500 calorías, mientras que actualmente superan las 1,000 calorías. Entre los “trucos” para controlar las raciones está la compra de comida preparada o incluso comprar platos más pequeños. Independientemente del método que se use, si las raciones son menores, no se aumentará de peso.

Dedicar más tiempo a la actividad física

En una encuesta patrocinada por la Agencia de Protección Medioambiental que examinó las actividades realizadas por la mujer promedio mayor de 18 años, la conducción de un vehículo, ver televisión y el trabajo de oficina fueron tres de las cuatro actividades a las que se dedicaba más tiempo. Y el ejercicio ni siquiera estuvo entre las diez primeras. Aunque esas respuestas no dicen cómo emplean su tiempo los hombres, es lógico dar por sentado que tanto los hombres como las mujeres pueden dedicar más tiempo a la actividad física y menos al sedentarismo. Por ejemplo, si se puede ir al trabajo en bicicleta y no en automóvil, desempolva la tuya y deja el coche en el garaje.

Foto: Kraig Scarbinsky/ Thinkstock

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios