image for Meriendas en la playa: opciones nutritivas para no descuidar la dieta

Meriendas en la playa: opciones nutritivas para no descuidar la dieta

Ahora que se va acabando el verano, queremos aprovechar cada oportunidad para escaparnos a la playa, y entre los preparativos no pueden faltar unas meriendas nutritivas para no descuidar nuestra dieta y seguir luciendo regias en traje de baño. Pero muchas veces en estos casos mantener una alimentación saludable se convierte en un desafío porque estamos más relajadas y no estamos tan vigilantes con lo que vamos a comer. Claro, no solo se trata de buscar comidas nutritivas y equilibradas, sino también evitar que se vacíe nuestra cuenta bancaria, así que si optamos por empacar alguna comida o merienda para llevar y así no tener que comprarla, nuestras opciones apuntan a platos que sean fáciles de transportar.

Menú bajo el sol

El arroz y frijoles con carne, las tortillas de maíz con pollo, queso y crema o un asado con chimichurri son deliciosos… pero no son opciones muy prácticas para comer en la arena junto al mar o a la orilla de un lago. Y las meriendas para la playa, además de nutritivas, tienen que ser de fácil preparación. Estas son algunas ideas de platos sencillos que combinan los principales grupos de alimentos y no te arruinarán tu día de relajación. No olvides incluir unos platos y cubiertos desechables:

Ensaladas frías: Tienen una gran versatilidad, pues puedes prepararlas con papas, pastas, o granos, con mayonesa o sin ella, y por lo general se le añaden frutas y, como proteína, salmón, atún o pollo (pueden ser de lata para mayor conveniencia).

Salsas tipo dip: Según tu preferencia, elige humus, pico de gallo, guacamole o salsa de espinaca con queso. Para estas no necesitas ni cubiertos, solo unas papitas, pan de pita tostado o unos nachos.

Sándwiches: Una de las comidas más universales y rápidas. Además de la carne y el queso de tu preferencia, agrega algunas verduras como espinaca, lechuga, rodajas de pepino, pimientos y tomate. ¡Un almuerzo completo entre dos rebanadas de pan!

Sopas frías: Además de los gazpachos, explora el universo de las refrescantes cremas de verduras como pepino, puerro y apio para el verano. Si las llevas en un pote o una botellita, ni siquiera vas a necesitar cuchara.

Frutas: No todas las frutas son tan compactas como la manzana. ¿Has tratado de comerte un mango sin embarrarte? Pero en unos minutos puedes preparar una ensalada de frutas para comer en la playa sin pasar trabajo. Para que se conserven frías y con buen aspecto, añádeles un poco de jugo de limón y unos hielitos frappé. Además, las frutas son bajas en grasa, ricas en fibra y muy digestivas, así no te dejarán el estómago hinchado.

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios