image for Para que saquen mejores notas, apaga el televisor y que salgan a jugar

Para que saquen mejores notas, apaga el televisor y que salgan a jugar

En las reuniones familiares a veces tienen lugar confrontaciones sobre las diferencias en cuanto a la educación de los hijos. Hermanos, tíos, abuelos… todos tienen una opinión, aunque al final se vean obligados a aceptar la de los padres del niño.

Hace poco, vi a dos hermanas que debatían acerca del sentido de limitar el tiempo de televisión y juegos electrónicos que se les permite a los niños. La partidaria de menos control le afirmaba a la que se inclinaba por regular la TV: “Tú veías todos los programas que querías y no tienes ningún problema. Eso no hace ningún daño”. La otra hermana contestaba que eran otros tiempos, que antes se jugaba más fuera de la casa y los anuncios comerciales eran menos agresivos y dañinos.

Aunque me inclino por ofrecerles menos televisión a los niños, las razones pueden ser interminables de ambas partes. Sin embargo, acabo de leer una noticia que le hubiera servido de buen argumento a la hermana partidaria de un mayor control: Los niños más activos obtienen mejores notas en la escuela. Los investigadores del Centro Médico de la Universidad VU, en Amsterdam, analizaron 14 estudios realizados en varios países con más de 12,000 niños con edades entre seis y 18 años, y concluyeron que existe una relación entre los ejercicios y el rendimiento académico de los niños.

El reporte, que apareció en la publicación Archives of Pedicatrics and Adolescent Medicine, señala que los ejercicios físicos podrían aumentar el flujo de sangre y oxígeno al cerebro, mejorando de esa manera la capacidad de aprendizaje. Es posible que la actividad física también reduzca el estrés y mejore el estado de ánimo, lo que se reflejaría en un mejor comportamiento en el aula. Por razones relacionadas con su salud, se recomienda que los pequeños dediquen al menos una hora diaria a algún tipo de actividad física, pero este tiempo también podría servirles para estimular su desarrollo intelectual. ¡Un excelente pretexto para separarlos de cualquier tipo de pantalla!

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios