image for 6 peligros importantes de la <i>drunkorexia</i>

6 peligros importantes de la drunkorexia

¿Es la drunkorexia una dieta que podría poner en peligro tu vida? 

Es muy normal que estemos pendientes de las calorías que tienen los alimentos que comemos, sobre todo ahora que se acerca el verano y queremos lucir espectaculares. Así, también averiguamos qué tiene más grasa, qué tiene más azúcar, y podemos decidir cuánto comer o beber de cada cosa. Y eso no tiene nada de malo; al contrario, nos ayuda a ser más cuidadosas con lo que ponemos en nuestro plato y a evitar que la balanza nos dé una desagradable sorpresa. Pero últimamente, algunas personas, sobre todo jóvenes y en muchos casos mujeres universitarias, están adoptando una tendencia peligrosa, conocida como drunkorexia (de “borracho” y “anorexia”), para poder consumir bebidas alcohólicas sin aumentar de peso: están dejando de comer.

Además de saltarse comidas, las personas con drunkorexia o alcoholexia, como se conoce en español, toman laxantes y hacen ejercicios para compensar por el exceso de consumo de alcohol. Según los expertos, este trastorno alimentario ni siquiera logra el objetivo que se propone, porque no todas las calorías son iguales, pero sí constituye una amenaza para el bienestar y la salud.

Aquí compartimos contigo algunos de los posibles daños de la drunkorexia:

  • Poner la vida en peligro

Quienes beben con el estómago vacío se emborrachan más rápido y pierden el control, lo cual los hace correr más riesgo de sufrir accidentes.

  • Afección al cerebro

El consumo excesivo de alcohol provoca daños cognitivos que afectan la capacidad de concentración.

  • Excesos de la alimentación

Por una parte, cuando alguien está demasiado hambriento no controla sus impulsos y come demasiado, lo que puede conducir a la bulimia. Y por otro lado, el sentimiento de culpa por comer demasiado lleva a recurrir al vómito para devolver lo que se ha comido.

Beber en exceso sin una alimentación adecuada aumenta el riesgo de que las personas se vuelvan agresivas, incluso en sus relaciones sexuales.

 

  • Daños al organismo

La falta de calorías y nutrientes priva a los órganos de elementos que necesitan. El hígado es de los que más sufre, sobre todo en el caso de las mujeres aunque consumamos menos alcohol.

Lee más
thumbnail of feature post
5 daños que produce ver un iPad antes de dormir
 

 

  • Mayor riesgo de abuso de sustancias

Este comportamiento puede llevar a un trastorno alimentario más grave o a un problema serio de abuso de sustancias.

Un estudio de la Universidad de la Florida determinó que los estudiantes universitarios que eran más activos físicamente tendían a beber grandes cantidades de alcohol con más frecuencia que los que no hacían tanto ejercicio. Y de hecho, un estudio anterior reveló que el 16% de los universitarios que respondieron la encuesta habían reconocido que limitaban la calorías para poder tomar, algo que era tres veces más común entre las chicas. ¿Las razones detrás de este comportamiento? Evitar aumentar de peso, emborracharse más rápido y ahorrarse el dinero que gastarían en comida para usarlo para comprar bebidas alcohólicas.

Si te identificas con el comportamiento que hemos descrito aquí, consulta con tu médico, busca grupos de apoyo y trata de hacer actividades en las que no esté involucrado el alcohol. Tu cuerpo te lo agradecerá.

 

 

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios