image for A mi ser querido se le están olvidando las cosas, ¿será algo serio? Por: Dr. Daniel Linares

A mi ser querido se le están olvidando las cosas, ¿será algo serio? Por: Dr. Daniel Linares

Todos nos volvemos olvidadizos de vez en cuando. Olvidamos dónde dejamos las llaves del auto, olvidamos recoger un artículo en el supermercado, y hasta olvidamos devolver la llamada telefónica de un amigo. Y a medida que envejecemos, la mayoría de nosotros nos volvemos cada vez más olvidadizos.

Al menos 50% de las personas mayores de 65 años dicen que son más olvidadizos que cuando eran más jóvenes, que experimentan “momentos de vejez” sobre cosas como dónde dejaron su cartera o hasta el nombre de alguien que conocen.

 

Pero ¿cuándo es que un lapso de memoria común indica algo más grave, como la enfermedad de Alzheimer temprana u otra forma de demencia? ¿Puede descartarlo como “simplemente ser olvidadizo” o podría ser un deterioro cognitivo leve, una forma más pronunciada de pérdida de memoria que a veces precede a la demencia?

 

Ahora sabemos que los primeros signos de alerta de la enfermedad de Alzheimer pueden comenzar unos 15 años antes de que aparezcan los síntomas del deterioro cognitivo leve, o mucho antes de que aparezcan los primeros signos de la demencia, de acuerdo al Dr. Barry Reisberg, director de Fisher Alzheimer ‘s Disease Education and Resources. Debido a que la aparición de la demencia puede ser tan insidiosa, el olvido y otros síntomas pueden desarrollarse durante un período de muchos años y uno ni darse cuenta.

 

Para distinguir el olvido ordinario que viene con el envejecimiento de problemas más graves como la enfermedad de Alzheimer, es útil considerar algunos síntomas clave del deterioro cognitivo leve y las primeras etapas de la demencia.

 

Olvidar el nombre de un amigo o no recordar una cita para almorzar es algo que la mayoría de las personas sin demencia hacen de vez en cuando. Sin embargo, alguien con demencia precoz puede olvidar repetidamente nombres o planes y olvidarse por completo del incidente poco después. En estas primeras etapas de la demencia, los familiares, amigos y colegas pueden comenzar a notar que algo parece estar mal. Tal vez su cónyuge o pareja se queje de que está olvidando los compromisos sociales a un ritmo cada vez mayor o que repite las preguntas con frecuencia. Quizás sus colegas en el trabajo han expresado su preocupación cuando se olvida de asistir a una reunión o de enviar una nota importante, o no puede aprender un nuevo programa de computadora.

 

Comprensiblemente, estas situaciones pueden desencadenar sentimientos de ira y actitud defensiva. También pueden producir ansiedad, que a su vez puede hacer que cualquiera sea aún más olvidadizo. La ansiedad puede ser particularmente pronunciada en alguien en las primeras etapas de la demencia.

 

Si algo así le está ocurriendo a usted o a un ser querido no espere, vaya a ver a su doctor lo más pronto posible.

 

Por: Dr. Daniel Linares

Facebook: @DrLinaresMD

Instagram: @linaresmd

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios