image for Proteínas de origen vegetal

Proteínas de origen vegetal

Es común que cuando hablemos de las proteínas pensemos primero en las carnes, aves y pescados. En el mejor de los casos, puede que incluyamos también los huevos, las leches y los quesos. Sin embargo, muchos otros de los alimentos que consumimos también contienen determinada cantidad de proteínas, desde las pastas y cereales hasta las verduras. Y cuando se trata de los alimentos con alto contenido proteico que nos sirven como fuente principal de este nutriente, no debemos subestimar los de origen vegetal.

Existen muchos tipos de proteínas y sería un error dividirlas en proteínas malas y proteínas buenas basándonos en su origen: el organismo humano no es capaz de distinguir si un nutriente proviene de una planta o de un animal. Desde el punto de vista nutricional, la proteína o combinación de proteínas que necesita nuestro cuerpo es la que nos provea los aminoácidos esenciales que no podemos producir nosotras mismas. Aunque es cierto que las proteínas de origen animal son más complejas y más ricas en aminoácidos, y que constituyen una valiosa fuente de vitamina B12 y de minerales como el hierro, las de origen vegetal tienen sus ventajas y ambas son necesarias para un equilibrio saludable.

Como los frijoles de soja y otras legumbres, la quinua, la espinaca o las alcachofas, los alimentos vegetales con alto contenido de proteína también enriquecen tu paladar con su diversidad de sabores. Por eso, sin llegar al extremo de abogar por una dieta absolutamente vegetariana que nos obligue a incorporar además suplementos nutricionales, son incuestionables los beneficios de aumentar el consumo de proteína proveniente de las plantas.

Estas son algunas de sus principales ventajas:
• Tienen bajo contenido de grasa, sobre todo grasas saturadas.
• Aportan alto contenido de fibra dietética.
• Tienden a ser más fáciles de digerir.
• Son más bajas en calorías.
• No contienen colesterol.
• ¡Son más baratas!
• Son un alimento más sostenible. Su producción no afecta de manera adversa al medio ambiente, como sucede con algunas carnes.

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios