image for ¿Qué debes hacer al día siguiente de darte un atracón de comida?

¿Qué debes hacer al día siguiente de darte un atracón de comida?

Si comer no te hiciera subir de peso o experimentaras remordimiento de conciencia, estamos seguras de que lo harías con frecuencia. ¡Qué rico que es comer! Comer, dormir y viajar están dentro del top 10 de los placeres de la vida. Sin embargo, hacerlo con descontrol es perjudicial para tu salud porque fomenta la obesidad, la cual hace que aumente el colesterol en sangre, ataques cardiacos, algunos tipos de cáncer, entre otros padecimientos.

Lee más
thumbnail of feature post
8 razones por las que estás ganando peso, aunque hagas dieta
 

A pesar de esos riesgos, hay situaciones en las que no puedes evitar caer en “pecado”. Si te falta fuerza y terminas dándote un atracón de comida, tienes que saber que existen pasos que debes seguir para no sentirte culpable y mucho menos poner en riesgo tu salud. Como mencionó en la agencia de noticias EFE la directora de operaciones de la Fundación Española de Nutrición, Susana Pozo, “el cuerpo es como un vehículo, no puedes echar gasolina solo para un día y al siguiente pretender que ande con el depósito vacío. Con una restricción tan drástica agredes a tu cuerpo”.

No es nada recomendable que comas en exceso, pero si caes en su trampa, tu forma de actuar al día siguiente debe ser la siguiente:

  1. Toma suficiente agua: La primera regla básica tras la ingesta de alimentos sin control es hidratar tu cuerpo y aun más si has ingerido bebidas alcohólicas. El consumo de alcohol tiende a engordar y dar más hambre. En un artículo publicado por El Confidencial mencionan que luego de un atracón de comida no es recomendable no desayunar al día siguiente sino más bien hacerlo con moderación. Además, aconsejan acompañar todas tus comidas nutritivas con agua, y una opción diferente de hacerlo es con sopa de verduras con poca grasa. Es más, a veces tu organismo te engaña porque emite señales de hambre y en realidad es falta de hidratación, sacia esas ganas de comer con un vaso con agua. O también opta por frutas ricas en agua, como la sandía o melón.

via GIPHY

2. Descansa: ¡Tan rico que es dormir! Si el día anterior te diste semejante atracón, necesitas dormir. Cuando no respetas los tiempos de descanso, las hormonas que controlan el descanso se descontrolan y estimulan las ganas de comer. Lo peor de todo es que te dan más antojos por aquellos alimentos ricos en azúcar, como zumos embotellados, bebidas energéticas…

via GIPHY

3. Un desayuno variado: Es aquel que contiene proteínas, frutos secos, legumbres, frutas y aguacate. Aunque los lácteos son recomendables, necesitas tener cuidado con ellos porque el queso y la leche que no están pasteurizados poseen un alto contenido de grasa, lo que puede empeorar el problema de la ingesta incontrolada de comida del día anterior. El consumo de yogur griego es una excelente forma de regular el tránsito intestinal.

via GIPHY

4. No te desanimes: ¡A todas nos ha pasado alguna vez! Ponerte triste no te va a hacer adelgazar ni mucho menos va a hacer retroceder el tiempo para evitar comer en exceso. Olvídate de que en tu casa u oficina tienes una báscula ni tampoco pases el día a puras infusiones o jugos verdes. Lo recomendable es seguir una alimentación variada. ¡No te castigues!

via GIPHY

5. Alimentos ricos en fibra: Por ejemplo, frutas sin pelar (manzana o pera), tostadas de pan integral, brócoli, espinacas, guisantes (al vapor) además de cereales como avena, centeno y maíz. Este tipo de alimentos ayuda a eliminar residuos de alimentos y evitan el incómodo estreñimiento.

via GIPHY

6. Sal a caminar: Toma 30 minutos de tu tiempo, ya sea durante la hora de almuerzo o luego de llegar de la oficina para salir a ejercitarte. Si lo haces, notarás que tu cuerpo está más liviano. ¡Por necesidad requieres quemar todas esas calorías que consumiste!

via GIPHY

Lee más
thumbnail of feature post
8 trucos para frenar el hambre cuando estás a dieta
 
 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios