image for ¿Qué es y cómo te afecta un vampiro emocional?

¿Qué es y cómo te afecta un vampiro emocional?

¿Alguna vez has conocido a alguien que te deja exhausto de solo hablar con él/ella? Es decir, sientes que te deja sin energía de estar escuchando sus quejas, críticas y demás… si es así, te has topado con un vampiro emocional.

Un vampiro emocional es alguien que roba toda la energía positiva y autoestima de una persona o un grupo de personas. Además, el vampiro emocional utiliza técnicas de manipulación para siempre lograr lo que desea a expensas de los demás.

Debido al gran impacto que los vampiros emocionales pueden tener en tu vida, es muy importante que aprendas a identificarlos y a mantenerte alejada de ellos. A continuación, te damos algunas señales a las que debes poner atención para evitar caer en las trampas de un vampiro emocional.

La experta en psiquiatría, Judith Orloff, describe los tipos de vampiros emocionales predominantes a través del portal Psychology Today:

La víctima

Este tipo de personas tienen actitudes de desolación y tristeza TODO el tiempo. Para ellos, el mundo está en su contra y siempre ponen un ‘pero’ cuando intentas darles una solución. Como amiga, a veces dudas en llamarle ya que sabes que se quejará de algo.

Para protegerte contra este tipo de vampiro emocional, Judith Orloff recomienda poner límites firmes, pero gentiles. Déjale muy en claro que solo tienes unos minutos para hablar o simplemente indícale que no es un buen momento.

El controlador

Este tipo de vampiro emocional tienen una inmensa necesidad de controlar cómo debes sentirte, qué debes pensar y qué debes hacer. Usualmente hacen menos tus opiniones o formas de ver la vida, anteponiendo sus normas. Siempre tienen una opinión acerca de todo, aunque desconozcan el tema.

Para cuidarte de ellos, la experta aconseja agradecer cuando te den un consejo, pero hacerles saber que eres tú quién toma las decisiones en tu vida. Ten seguridad en ti misma y no te dejes victimizar.

El narcisista

Todo es acerca de ellos. Mueren por llamar la atención y por siempre ser elogiados. Tienen una falta de empatía enorme, por lo cual es muy difícil que se pongan en los zapatos de alguien más. Lo más peligroso en los narcisistas es que son egoístas y tienen muy poca capacidad de amar incondicionalmente.

En el momento en que identifiques a uno, ¡aléjate! Es sumamente fácil relacionarse con personas narcisistas y no saberlo; por ello, mantén tus límites y tus expectativas en un nivel seguro para ti. La ventaja es que cuando el narcisista no recibe la atención que desea, se aleja poco a poco.

El hablador

Lo que Judith Orloff define como “the constant talker” son aquellas personas que no paran de hablar, ni siquiera para saber qué tal ha ido tu día. Todo es acerca de ellos, sus pensamientos y sentimientos. Te tienen siempre a la espera de una pausa para que tú puedas hablar, pero esa pausa nunca llega. Además, tienden a no respetar el espacio personal durante sus conversaciones.

Para evitar a este tipo de vampiro emocional, primero debes saber que ellos no conocen de lenguaje corporal. Así que cuando quieras poner una barrera deberá ser con palabras y no solo alejándote físicamente de ellos. Lo más directo siempre es lo mejor con este tipo de personas.

Algunos de los efectos que tu cuerpo experimenta después de haber convivido con un vampiro emocional son cansancio, dolor de cabeza y mal humor. Procura identificar a las personas que te hagan sentir así y, si es posible, mantén tu distancia.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios