imagen anuncio
 
197
0

Vampirismo emocional Hay personas que se alimentan de la energía del otro. Pueden  ser amigos, parejas, familiares, políticos y hasta  tí misma.  Averigua si puedes estar infectada de la enfermedad más común del logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Vampirismo emocional

Vampirismo emocional

Hay personas que se alimentan de la energía del otro. Pueden  ser amigos, parejas, familiares, políticos y hasta  tí misma.  Averigua si puedes estar infectada de la enfermedad más común del Siglo 21, el Vampirismo.
El vampiro no sólo intoxica el cuerpo, a veces envenena el alma.
La única liberación que existe es mostrarle el verdadero camino hacia el origen y el principio: El amor y la luz.
El creador del vampiro
Drácula, se convirtió en uno de los arquetipos favoritos de la gente. Nació de la  investigación histórica y de la genialidad y fértil imaginación del escritor Bram Stoker. La novela cuenta la historia de un hombre vampiro, que busca la inmortalidad física y que sólo puede vivir para siempre  porque se alimenta de sangre humana. La sangre es la energía que fluye por todo el cuerpo y le da vida. Es muy probable que Bram Stoker, el creador de la novela Drácula,
se haya servido de  la  figura histórica de  Vlad Dracul, Conde de Rumania, también llamado el empalador, para construir su personaje novelesco.
Drácula tiene un doble punto de vista, actúa por la noche, fascina, no seduce con su discurso, y el sometimiento de sus víctimas pertenece más al mundo de los sueños que al estado
de vigilia. Por   otra parte, es un varón que seduce a las mujeres para absorber su sangre y las excita  dándoles la satisfacción sexual que no obtienen de otro  caballero.
Personas vampiros
Existen personas que energéticamente repiten este modelo de vampirismo pero se alimentan de la energía emocional, sexual, física y mental de los demás. Claro está, que no se nutren directamente de la sangre del otro, como lo hacía el viejo Conde Drácula, sino que buscan sus debilidades para convertirlos en sus adeptos. El vampiro es un arquetipo que se relaciona con la proyección interna y externa de las negaciones e inhibiciones, especialmente de todo lo que
se teme y reprime de uno mismo, de la parte más instintiva. En el interior de las personalidades vampiros existe la carencia, el deseo de lo que no tiene, debido a ciertos condicionamientos sociales negativos: mal trato, desvalorización, sentimientos de rechazo, a veces hasta de sus propios padres. Podríamos imaginar que es una especie de “monstruo” insatisfecho, que habita en el interior de un ser humano, y que siempre necesita de algo externo para vivir, ya que no puede sostenerse y dar de sí mismo algo a los demás.
 
 
 
197
0

Vampirismo emocional Hay personas que se alimentan de la energía del otro. Pueden  ser amigos, parejas, familiares, políticos y hasta  tí misma.  Averigua si puedes estar infectada de la enfermedad más común del logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios