image for ¿Usas tampones? Entonces debes saber más sobre el síndrome del shock tóxico

¿Usas tampones? Entonces debes saber más sobre el síndrome del shock tóxico

Si usas tampones durante tu ciclo menstrual, seguramente has escuchado sobre una enfermedad mortal asociada a este método de higiene: el síndrome de shock tóxico. Pero en realidad, ¿qué tanto debes alarmarte?

Según informa el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), en Estados Unidos, esta enfermedad es causada por la bacteria Staphylococcus aureus y algunos de sus síntomas son fiebre, salpullido, descamación, diarrea o vómito, dolor muscular y en etapas avanzadas puede causar la falla de órganos como el riñón e hígado.

Sin embargo, esta bacteria no es exclusiva del uso de tampones ya que también puede adquirirse por diferentes razones: haber dado a luz recientemente o por la infección de una herida después de una cirugía. Incluso, hombres y niños puedes presentar el síndrome del shock tóxico.

No obstante, en los casos asociados al uso de tampones, un brote del síndrome de shock tóxico se registró en 1980 afectando mujeres jóvenes que usaban tampones súper absorbentes; esto resultó en 13.7 casos por cada 100 mil personas y ocasionó que el gobierno dictara cambios en la fabricación de los tampones y promoviera más información sobre su uso correcto. Hoy en día, se contabiliza menos de un caso por cada 100 mil personas.

Así, es importante mencionar que en la actualidad es un padecimiento increíblemente raro y, aunque es poco probable que vayas a manifestarlo, nunca está de más seguir algunas precauciones.

Lee más
thumbnail of feature post
OFF periods: el síntoma silencioso del Parkinson al que debes prestar atención
 

Una de las maneras más simples de evitar el síndrome de shock tóxico es no usar un tampón por mucho tiempo; recuerda que un tampón debe cambiarse cada 4–6 horas. Además, se recomienda que no uses tampones súper absorbentes, ya que pueden crear el ambiente ideal para el cultivo de la bacteria. Lo mejor es que busques aquellos cuya absorbencia sea la que tu cuerpo necesita.

Además, se recomienda dormir sin tampón y buscar un método alternativo que no sea invasivo a tu cuerpo. Las toallas sanitarias o ropa interior anti-flujo son perfectas para la noche.

Sin embargo, debes tener en mente algunos de los síntomas que gritan que has adquirido el síndrome del shock tóxico. Los síntomas de los que debes tener cuidado son el salpullido, vómito y fiebre. Si los presentas durante tu periodo, es necesario que acudas a emergencias inmediatamente; de lo contrario, no debes alarmarte.

 
Getty
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios